Educación y clase de Religión, a debate en Zamora

Congreso-Religión(Luis Santamaría del Río– Delegado Diocesano de MCS de Zamora) Bajo el lema Otra forma de mirar…, medio millar de docentes de Religión Católica se reunieron los días 6 y 7 de noviembre en el recinto ferial IFEZA de Zamora, después de las citas anteriores que tuvieron lugar en Valladolid. Desde el comienzo, estuvo clara su motivación, expresada así por el obispo anfitrión, Gregorio Martínez Sacristán: “Los padres son los que legitiman vuestra presencia en las aulas y la Iglesia os propone para no defraudarles, para presentar el mensaje del Evangelio en diálogo con la cultura, para proporcionar una educación integral que contemple la dimensión de la trascendencia”.

Junto a él, los demás obispos de las diócesis de Castilla y León estuvieron presentes en un encuentro que contó con ponentes como Silverio Nieto, director del Servicio Jurídico Civil de la CEE, que trazó el marco legal de la clase de Religión en el Estado español; el periodista de COPE José Javier Esparza, que analizó los retos que plantea el “pensamiento único”; el profesor de Religión en Magisterio, Manuel Martínez Ortega, que hizo un llamamiento a ser testigos de esperanza; y el escritor Juan Manuel de Prada, que compartió algunas reflexiones sobre cómo debe ser la enseñanza religiosa en el siglo XXI.

En una mesa redonda, varios expertos dialogaron sobre los problemas del sistema educativo en España. También hubo lugar para el aprendizaje práctico con varios talleres, y la música tuvo un protagonismo especial en los momentos de oración, dirigidos por el cantautor Rogelio Cabado, que presentó su canción Más allá del corazón (ver sección de ‘Música’), dirigida a promover la clase de Religión.

Las reflexiones conclusivas recuerdan a los profesores que la enseñanza religiosa escolar es “un derecho irrenunciable de los padres”, ya que la escuela ha de ser un lugar de formación integral. Por ello, llaman a un Pacto por la Educación en el que se revisen las leyes actuales. Considerando la asignatura de Religión un “camino de búsqueda para poder entender al hombre y al mundo desde una posición crítica que impida la manipulación de la persona”, denuncian “el laicismo excluyente que pretende imponer la desaparición de lo religioso en todos los ámbitos de la vida social”, y defienden, como alternativa, “la laicidad, que propugna lo propio de cada actividad humana y la autonomía de los saberes en sus propios contenidos y metodologías”. Porque, como terminan diciendo, presentan su tarea profesional con “vocación de servicio para quienes en nuestros días buscan ‘otra forma de mirar’”.

En el nº 2.683 de Vida Nueva.

Actualizado
13/11/2009
Compartir