Cáritas redobla sus esfuerzos por la crisis

Varias delegaciones han aumentado hasta en un 78% las atenciones a necesitados

centro-de-caritas(Marina de Miguel) Sin duda, 2008 será recordado como el año en que estalló la crisis económica, pero estos difíciles doce meses merecen también pasar a la historia por el enorme gesto de solidaridad y compromiso con los más pobres y desfavorecidos que ha demostrado y continúa demostrando Cáritas Española en sus 68 delegaciones diocesanas. Con motivo de la celebración, el pasado 14 de junio, del Día de la Caridad, la organización ha repasado a través de distintos actos la respuesta concreta que las delegaciones han prestado a las situaciones más vulnerables de exclusión social. Ventanillas desbordadas por las peticiones de ayuda cada vez más básica (alimentos, ropa, vivienda…), voluntarios que dedican todos sus esfuerzos a arrojar un poco de luz a quienes lo han perdido todo o campañas que llaman a la implicación de todos para solucionar esta situación se repiten desde entonces en cualquier parte de la geografía española.

En la delegación de Pamplona-Tudela, por ejemplo, el número de atenciones se incrementó en un 78% durante 2008, pasando de 1.621 a 2.880 personas. Semejante situación se vivió en Barcelona, donde se registró un aumento del 66%, al ser 45.058 los demandantes que buscaron esperanza y una mano amiga en las diócesis de Barcelona, Sant Feliu de Llobregat y Terrasa. Bilbao, por su parte, atendió a cerca de 11.000 personas, un 12% más que en 2007.

Con 45.000 beneficiarios, Sevilla es un claro ejemplo de cómo los efectos de la crisis se agravaron durante el segundo semestre de 2008, pues en esa etapa el aumento de las peticiones subió del 35% al 50%. Como explica su coordinadora general, Rosa María Rosal, las previsiones para 2009 son aún peores, ya que se espera que la demanda se incremente casi un 70%”.

La delegación de Zaragoza destinó más de 4,5 millones de euros contra la pobreza y la exclusión social, mientras que Salamanca, con una partida de casi tres, dio servicio a 13.000 usuarios a través de sus programas y actividades.

Pero no sólo la festividad se aprovechó para rendir cuentas del destino dado a los recursos recaudados, también sirvió para apelar a las conciencias, como se aprecia en el lema elegido: Si no quieres formar parte de una sociedad limitada, facilita la participación de todos, que propone una reflexión sobre el estilo de vida que se va imponiendo en la sociedad, caracterizado por el individualismo, el egoísmo o la insolidaridad. En la misma línea, Cáritas Madrid tituló su campaña Mira la necesidad y siéntela como tuya.

En el nº 2.665 de Vida Nueva.

Actualizado
19/06/2009
Compartir