Aparece muerto en plena calle un sacerdote de Toledo

Según ha informado Europa Press, este martes 31 de marzo, “la Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer las causas de la muerte del párroco de Nuestra Señora de la Candelaria, en el toledano barrio de Azucaica, que ha sido hallado sin vida este martes por una patrulla en una cuneta”. El cuerpo estaba cerca de la Residencia Social Asistida San José, en el mismo barrio y de la que él era capellán.



En torno a las once de la mañana, una patrulla ha visto al presbítero yaciendo sin vida en el suelo, sin presentar signos de violencia. En espera de los resultados de los estudios forenses, las fuerzas policiales no adelantan ninguna hipótesis.

Pésame del obispo

Por su parte, el Arzobispado de Toledo ha confirmado que el fallecido es el sacerdote diocesano Jaime López Cepeda, de 63 años de edad. En un breve comunicado en la web diocesana, se expresa el pesar del arzobispo, Francisco Cerro, a su familia, a los feligreses de la parroquia y al personal y residentes de la Residencia Social Asistida San José”.

Noticias relacionadas
Compartir