El Vaticano considerará un delito grave la posesión de pornografía de cualquier menor de 18 años

Cerco al ‘porno’ infantil hasta los 18 años. La Santa Sede también ha introducido otro cambio más que significativo en lo que a la persecución de la pornografía infantil entre el clero se refiere en su histórica reforma contra los abusos. Así lo recoge un rescripto firmado por el prefecto de Doctrina de la Fe, Luis Ladaria, en el que se incorporará al listado de los delitos más graves –’delicta graviora’– de cuantos se instruyen en el departamento vaticano “la adquisición, posesión o divulgación, con un fin libidinoso, de imágenes pornográficas de menores de 18 años por parte de un clérigo, de cualquier forma y por cualquier medio”.



De esta manera, se modifica el ‘motu proprio Sacramentorum Sanctitatis Tutela’, de san Juan Pablo II, que solo lo consideraba como delito hasta los 14 años. Además, en este texto se contempla la posibilidad de que, no solo los sacerdotes, sino también laicos con un doctorado en Derecho Canónico, puedan ejercer de “abogado y fiscal” cuando se produzcan estos casos.

Y es que el Papa ha dado vía libre hoy para levantar el secreto pontificio ante “las denuncias, los procesos y las sentencias” concernientes a los delitos de abusos sexuales a menores y adultos vulnerables. Así lo recoge una instrucción sobre la confidencialidad de las causas relacionadas con la pederastia en el seno de la Iglesia que se contemplan en el motu proprio ‘Vos estis lux mundi’, aprobado en mayo. Rubricado por el secretario de Estado, Pietro Parolin, ya está vigente  e incluye todos los informes, testimonios e investigaciones realizados por el Vaticano y por las diócesis que tengan como objeto todo hecho relacionado con el encubrimiento, la posesión de pornografía infantil o los casos en sí de abusos de poder y violencia sexual.

Noticias relacionadas
Compartir