.


Más de 5.500 personas participaron en la Megamisión convocada por la Arquidiócesis de México

  • Del 25 al 27 de octubre se desarrollaron diferentes actividades evangelizadoras en 73 puntos de la Ciudad de México
  • En un videomensaje desde Roma, el cardenal Carlos Aguiar Retes agradeció a los participantes y los llamó a continuar con la misión permanente

A la convocatoria del papa Francisco de hacer de octubre todo un Mes Misionero Extraordinario, la Arquidiócesis de México, que gobierna pastoralmente el cardenal Carlos Aguiar Retes, respondió con una Megamisión que llegó a su culmen este domingo con un concierto en el Monumento a la Revolución.

Antes del concierto, cientos de voluntarios se reunieron en la Catedral de México para participar en la misa de envío celebrada por el obispo auxiliar de México, Salvador González Morales, y posteriormente en un rally por las calles del Centro Histórico de la ciudad donde realizaron diferentes actividades en torno a cinco ambientes específicos: pobres, presos, enfermos, discapacitados y ecología.

Más de cinco mil voluntarios en la Megamisión

De acuerdo con un comunicado de la Arquidiócesis de México, durante estos tres días participaron más de 5.500 personas, entre voluntarios e integrantes de organizaciones ciudadanas, en las diversas actividades que se desarrollaron en 73 puntos de la Ciudad de México, en los que realizaron acciones de caridad cristiana y apoyo a la sociedad.

Para el ‘Ambiente de pobreza’ –destaca el comunicado– se inscribieron 1,012 voluntarios, quienes dieron testimonio cristiano en distintos lugares, uno de ellos fue una parroquia del centro de la ciudad, la cual durante la temporada invernal, servirá de albergue para personas sin techo.

Asimismo, en el ‘Ambiente de Cárceles’, alrededor de 250 voluntarios visitaron 11 reclusorios y cuatro centros para menores infractores, donde acompañaron y compartieron los alimentos con personas privadas de la libertad.

Con relación al ‘Ambiente de Hospitales’, fueron 682 voluntarios de las diferentes parroquias los que acudieron a 12 hospitales y siete organizaciones, entre ellas asilos de ancianos, donde se dio la Comunión y se entregaron alimentos a los familiares de los enfermos que se encontraban en las salas de espera o afuera de los hospitales.

Por lo que toca al ‘Ambiente de Discapacidad’, 1,702 voluntarios se inscribieron para participar en las actividades que realizaron las 40 asociaciones y movimientos de la Iglesia que trabajan en la atención a personas con discapacidad, entre ello el proyecto de inclusión Seña Kadabra, CADIAM, Fraternidad sin Fronteras, El Arca, XICO Activando Mentes y el Centro Universitario México.

Y finalmente, 1,857 voluntarios participaron en el ‘Ambiente de Ecología’, que tuvo como parte central el inicio del programa Parroquia Verde, iniciativa de la Pastoral Ecológica arquidiocesana, para que las parroquias participen activamente en el cuidado de la creación a través del ahorro de recursos, una correcta separación y manejo de la basura y la conservación de áreas verdes, entre otros.

Una Iglesia en misión permanente

Este domingo, durante la misa de envío en la Catedral, se difundió un mensaje del cardenal Carlos Aguiar Retes, quien se encuentra en Roma participando en el Sínodo de la Amazonía. El arzobispo de México no sólo agradeció el esfuerzo de los coordinadores y voluntarios, sino que llamó a que las estructuras eclesiales sean auténticamente misioneras y estén dispuestas a ayudar hasta el último rincón del mundo.

Asimismo, aseguró que la Iglesia católica debe trascender y ser realmente misionera, e ir a donde la necesitan y a donde encuentren situaciones de dificultad que enfrente el prójimo, sean muy cercanas o más distantes.

Subrayó que la Iglesia, tal y como lo dice el papa Francisco, tiene que lograr que sus estructuras estén dispuestas siempre para la misión y no quedarse encerradas en sus “tradicionales formas de llevar a cabo la misión”.

Noticias relacionadas
Compartir