.


Agua bendita con cloro para evitar el contagio por ébola en Congo

  • También se ha suspendido el rito de la paz durante las eucaristías
  • De esta manera la Iglesia “se une a la preocupación general” por la epidemia, ha dicho el canciller de la diócesis de Goma

Bautizo, bautismo, piedra bautismal

La diócesis de Goma (Congo) ha decidido incluir cloro en las pilas de agua bendita. Y es que, como ha declarado en un comunicado el canciller diocesano Jacques Letakamba, la diócesis “se está uniendo a la preocupación general”, por lo que está llevando a cabo “medidas preventivas” ante un brote de ébola que ha sido declarado por la Organización Mundial de la Salud como “emergencia internacional”.

De esta manera, “lavarse será obligatorio” a partir de ahora, como continúa el comunicado, “para todos los fieles antes de ir a misa” y las pilas “deben prepararse para este propósito con agua clorada”. Además, el llamado a la paz de Cristo por parte del sacerdote durante la eucaristía “no irá acompañado de la extensión de las manos“.

Estas medidas de prevención se han visto intensificadas desde que ayer, 1 de agosto, Ruanda cerrase su frontera con el Congo por la confirmación de un segundo fallecimiento por ébola en Goma, una ciudad en la que apenas viven 2 millones de personas. The Associated Press recoge que la víctima es un minero de, aproximadamente, 40 años.

Frenar la expansión de la epidemia

Esta es la epidemia de ébola más mortífera a la que se enfrenta la República Democrática del Congo desde 2013, ya que, de los 2.522 casos detectados hasta la fecha, aproximadamente 1.715 han terminado en muerte. La Iglesia, por su posición en un país católico como Congo, supone una pieza clave en la contención de la epidemia.

Con el objetivo de que la población se implique en la necesidad de frenar un brote que amenaza la vida de miles de personas, Melquisedec Sikuli Paluku, obispo de Butembo-Beni, ha hecho un llamamiento, recogido por Cáritas, al “sentido de responsabilidad de toda la población” y a un “despertar de la solidaridad y la colaboración con las autoridades sanitarias”.

“Sobre todo”, subraya Sikuli “evitemos el pánico y el alarmismo exagerados. Respetemos las medidas higiénicas y de limpieza elementales. Limitemos los desplazamientos y respetemos las recomendaciones dadas por el Ministerio de Salud para ayudar a contener la propagación de la enfermedad”.

Noticias relacionadas
Compartir