.


Víctimas de abusos se manifestarán el 3 de febrero en el monasterio de Montserrat

Abadía de Montserrat en Cataluña

Un grupo de víctimas de presuntos abusos sexuales por parte de clérigos ha organizado una protesta que tendrá lugar el próximo domingo 3 de febrero ante el monasterio de Montserrat (Barcelona), y cuyo objetivo es reclamar “transparencia y depuración de responsabilidades” tras los últimos casos que han salido a la luz. Así lo ha explicado a Europa Press Miguel Hurtado, quien recientemente ha declarado haber sufrido presuntos abusos por parte del monje Andreu Soler.

Junto a Hurtado la protesta ha sido organizada por el británico Peter Saunders, víctima de abusos y miembro de la comisión antipederastia del Vaticano, así como por Juan Cuatrecasas, presidente de la Asociación Infancias Robadas.

Hurtado calcula que puede haber hasta una decena de presuntas víctimas, pero ha alertado de que la cifra podría aumentar. “Estamos disconformes con cómo el Monasterio está gestionando el caso”, ha señalado, por lo que la protesta pedirá también la dimisión del abad de Montserrat, Josep María Soler, a quien Hurtado ha acusado de encubrir los abusos.

Un sacerdote de Málaga, detenido por segunda vez por pederastia

Un juzgado malagueño ha ordenado el ingreso en prisión de un sacerdote por abusos sexuales y corrupción de menores. Es la segunda vez que es detenido por este tipo de delitos, ya que el pasado mes de agosto fue arrestado dentro de una macrooperación policial contra la pedofilia.

Tras el análisis del material pornográfico incautado por la policía en la vivienda del sacerdote, se pudo comprobar que además de consumir estas imágenes había abusado de algunos menores.

El sacerdote, de la diócesis de Alcalá, se encontraba en Málaga por motivos familiares, por lo que no tenía parroquia asignada. Sin embargo, al salir los hechos a la luz, el Obispado de Málaga condenó los hechos de forma inmediata.

Los obispos de Australia ante las elecciones: “Que los más vulnerables sean la prioridad”

“Estamos entre las muchas organizaciones eclesiales y sociales que expresan preocupación por los grupos más vulnerables: sus circunstancias de vida rara vez se presentan como prioridades políticas importantes durante las campañas electorales”, ha dicho la Comisión Justicia y Paz del la Iglesia australiana.

El mensaje ha sido lanzado en un contexto en el que, en los próximos meses, los ciudadanos australianos serán convocados a las urnas después de que Malcom Turnbull, ex primer ministro, fuera reemplazado por el Parlamento en favor del ministro de Economía, Scott Morrison.

Noticias relacionadas
Compartir