El Papa suspende la comisión ‘Ecclesia Dei’ y restructura la Capilla Musical Sixtina

  • A través de dos ‘Motu propio’, Francisco hace que el coro dependa de la Oficina de las Celebraciones papales y destituye al anterior director y administrador
  • Las relaciones con la Fraternidad san Pío X las asumirá desde ahora una sección especial de la Congregación para la Doctrina de la Fe

Cambio de rumbo, al menos estructural, en la Capilla Musical Pontificia y en la Pontificia Comisión ‘Ecclesia Dei’ tras la publicación esta en L’Osservatore Romano de esta tarde de dos nuevos ‘motu proprio’ firmados por Francisco en los que suspende la comisión que desarrolla el diálogo con los tradicionalistas y asigna al Maestro de las Celebraciones Litúrgicas la dirección del coro papal.

Un coro al servicio del Papa, y de la liturgia

El texto destaca la riqueza histórica de la Capilla Musical Pontificia al servicio de las celebraciones papales. Vínculo que se ha convertido en jurídico, por lo que las orientaciones de este prestigioso coro que cuenta con su propio internado procedían hasta ahora directamente del pontífice. Sin embargo, Francisco, siguiendo los principios de la reforma litúrgica conciliar la vincula ahora este servicio a la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice, presidido en estos momentos por el genovés Guido Marini.

El maestro de las celebraciones será por lo tanto el nuevo responsable de la Capilla con el encargo de “guiar todas las actividades litúrgicas, pastorales, espirituales, artísticas y educativas y las áreas de la misma Capilla, haciendo cada vez más perceptible en ella y en cada uno de sus componentes el fin primordial de la música sacra”. Además, le encarga la redacción de un estatuto y actualizar el reglamento actual que data de 1969.

Es sustituido de esta manera el salesiano Massimo Palombella, quien se ha visto a suspender algunas actividades del coro por una investigación financieraEn dicho proceso, abierto en septiembre, también está implicado el ecónomo Michelangelo Nardella por lo que el Papa ha nombrado al arzobispo Guido Pozzo como “superintendente de Economía”. Estos nombramientos entran en vigor el mismo 19 de enero de 2019.

 Sigue el diálogo doctrinal

Pozzo estaba desde 2013, tras ser Limosnero papal, en la Pontificia Comisión ‘Ecclesia Dei’ como secretario. Sobre este equipo, puesto en marcha en 1988 para facilitar “la plena comunión eclesial de sacerdotes, seminaristas, comunidades o religiosos y religiosas” con la Fraternidad San Pío X impulsada, entre otros, por Marcel Lefebvre, también se ha publicado otro ‘Motu proprio’.

‘Ecclesia Dei’ se ocupaba, desde 2007 de los grupos que seguían la celebración litúrgica con el rito tridentino. Benedicto XVI hizo una última reorganización en 2009 con la “remisión de la excomunión de los cuatro Obispos consagrados sin mandato pontificio”. De esta manera, su tarea era fundamentalmente de estudio teológico en sintonía con la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Tras este itinerario, Francisco ha decidido “suprimir” la comisión, asignando sus tareas a la Congregación para la Doctrina de la Fe, que tendrá una sección dedicada a la “vigilancia, promoción y protección” del desarrollo del rito. Bergoglio espera así adaptarse a las condiciones actuales.

Noticias relacionadas
Actualizado
19/01/2019
Compartir