.


Cantalamessa dirigirá el retiro espiritual para los obispos de EE.UU.

  • El retiro se efectuará por invitación del Papa, quien les ha pedido hacer “una pausa en la oración mientras la Iglesia busca responder a los signos de los tiempos”
  • Se llevará a cabo en el Seminario Mundelein de la Arquidiócesis de Chicago, del 2 al 8 de enero de 2019

Los obispos de Estados Unidos tendrán un retiro espiritual dirigido por el predicador de la Casa Pontificia, el religioso franciscano Raniero Cantalamessa, del 2 al 8 de enero de 2019, en el Seminario Mundelein de la Arquidiócesis de Chicago.

El sacerdote Cantalamessa fue nombrado predicador de la Casa Papal por el papa Juan Pablo II en 1980. Permaneció en ese puesto a través de los pontificados del papa Benedicto XVI y el papa Francisco, y es la única persona autorizada por la Casa Pontificia para predicar.

El retiro se realizará por invitación del papa Francisco, quien ha pedido a los obispos hacer “una pausa en la oración, mientras la Iglesia busca responder a los signos de los tiempos”.  Y la temática será “Él designó a doce, para estar con Él y para enviar a predicar”, basado en Marcos 3:14.

La estructura del retiro privilegiará la reflexión, incluyendo comidas en silencio, así como una Misa diaria, tiempo para la oración personal y comunitaria ante el Santísimo Sacramento, vísperas, y una oportunidad para la confesión.

Oración por los obispos

Al referirse al retiro espiritual, el presidente de la USCCB, el cardenal Daniel DiNardo, expresó su gratitud al papa Francisco por ofrecer los servicios de su predicador personal para el retiro y le agradeció especialmente al cardenal Blase Cupich por organizar el retiro en la Arquidiócesis de Chicago. DiNardo pidió también a los fieles unirse en oración por los obispos de los Estados Unidos durante la celebración del mismo.

“Estoy agradecido con el Santo Padre por llamarnos a los obispos y a mí a dar un paso atrás y entrar en este momento de escuchar a Dios mientras respondemos a los asuntos intensos que nos esperan en las próximas semanas y meses. También les pido humildemente a los laicos, a nuestros sacerdotes y religiosos por sus oraciones por mis hermanos obispos y por mí cuando nos unimos en solidaridad para buscar sabiduría y guía del Espíritu Santo”.

Cabe recordar que en agosto pasado la Corte Suprema identificó a 300 sacerdotes que abusaron de mil niños en 70 años en el estado de Pensilvania, mientras que hace una semana en el estado de Illinois, la Fiscalía dio a conocer una lista de casi 700 religiosos más involucrados en abuso sexual.

Oración por los sobrevivientes

Finalmente, DiNardo pidió orar también “por los sobrevivientes de abuso sexual, para que su sufrimiento sirva para fortalecernos a todos en la difícil tarea de erradicar un mal terrible de nuestra Iglesia y de nuestra sociedad para que ese sufrimiento nunca se multiplique”.

El 21 y 24 de febrero de 2019, el cardenal DiNardo se unirá a los presidentes de las conferencias de obispos del mundo para una cumbre del Vaticano sobre la crisis de abuso sexual y la protección de los niños, mientras que la próxima reunión de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos está programada para junio de 2019.

El Seminario Mundelein está ubicado en el campus de la Universidad de Santa María del Lago, es el principal seminario y escuela de teología para la formación de sacerdotes en la Arquidiócesis Católica Romana de Chicago. Es el seminario católico más grande de los Estados Unidos y alberga a 200 seminaristas de 34 diócesis en todo el país y en todo el mundo.

Noticias relacionadas
Compartir