Ariel Beramendi: “Para llegar a los jóvenes es importante acompañar incluso desde el silencio”

  • El ponente en la segunda edición del congreso internacional de marketing religioso REinspira explica a Vida Nueva el papel “evangelizador” de la comunicación
  • “Está claro que la comunicación del Papa no es producto de una estrategia de laboratorio”, señala

Ariel Beramendi REinspira

En 2006 fue invitado a trabajar en la Santa Sede como Oficial del Pontificio Consejo para la Comunicación y actualmente continúa trabajando en la Secretaría General del Sínodo de los Obispos del Vaticano. Los días 30 de noviembre y 1 de diciembre, Ariel Beramendi participará en la segunda edición del congreso internacional de marketing religioso REinspira.

Durante el congreso, que se enfocará en las nuevas formas de establecer conexiones con los jóvenes, Beramendi hablará de la importancia de las redes sociales en el mundo actual, sobre todo a la luz del pasado Sínodo de los Obispos acerca de los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

PREGUNTA.- El marketing es algo que está innegablemente ligado a la actividad empresarial, por lo que parece que la Iglesia es un poco reacia a aplicarlo, ¿cómo valora que se celebren eventos como este?

RESPUESTA.- Se pueden aprender varios aspectos positivos del marketing. En especial la fase de proyectar nuestra estrategia de comunicación y evaluarla constantemente. Es cierto que en muchas iglesias locales todavía no se entiende la importancia de invertir a corto y a largo plazo en la comunicación, pero creo que eventos donde expertos de la comunicación se encuentran para aportar de su experiencia son una oportunidad. En síntesis, toma lo bueno y deja lo demás.

P.- Francisco ha dado durante todo su pontificado una gran lección de lo que es ser un buen comunicador, ¿cree que la Iglesia está preparada para seguir estos pasos? 

R.- Lo que caracteriza la comunicación del papa Francisco es su coherencia entre lo que dice y hace. Está claro que la comunicación del Papa no es producto de una estrategia de ‘laboratorio’. La Iglesia se encuentra ante un gran desafío: comunicar con el hombre contemporáneo y más que mirar al Papa tendríamos que ver a Jesús y a su Evangelio. La comunicación tendría que ser consecuencia de esta ‘mística’ que requiere una conversión constante a varios niveles.

P.- ¿Es la comunicación una herramienta de evangelización para llegar a los jóvenes?

R.- Para mí la evangelización es comunicación y viceversa. Me parece que hoy no existen recetas, pero cuando hablamos de llegar a los jóvenes es importante acompañar incluso desde el silencio. No todos los jóvenes son igual y el primer paso debería ser escuchar y aprender sus nombres para que nuestra comunicación, y por ende la evangelización, se centre en las personas y no en sujetos como parte de una masa.

P.- Durante el congreso, usted ahondará en la importancia de las redes sociales durante el Sínodo de los Jóvenes, ¿ha supuesto este Sínodo un nuevo hito en la Iglesia? 

R.- Seguramente sí ha sido un momento muy importante para la Iglesia. Por lo que se refiere al ámbito en el que he trabajado, es la primera vez que en un Sínodo las redes sociales se convirtieron en un espacio para facilitar el sondeo y la participación de los interesados. Ejemplo de ello son los más de 15.000 jóvenes que participaron activamente durante la Réunion pre-sinodal.

Noticias relacionadas
Actualizado
29/11/2018
Compartir