Obispos de Honduras recriminan al gobierno no haber hecho bien las cosas para frenar la migración

  • Agradecen a Guatemala y a México la atención humanitaria que brindan a la Caravana Migrante
  • Llaman a todos los sectores del país a trabajar en un nuevo pacto social para evitar que continúe la salida masiva de hondureños

Aunque mermada por las policías de Guatemala y México, la Caravana Migrante -integrada por miles de hondureños- continúa su camino hacia los Estados Unidos, en busca del sueño americano.

Ante este drama que ha acaparado la atención de los países de Centroamérica, México y Estados Unidos, la Conferencia del Episcopado Hondureño publicó este sábado un comunicado para señalar que si bien no es momento de culpabilizar a personas o a partidos políticos, los gobernantes de ese país deben aceptar que no han hecho bien las cosas, de modo que esta situación no llegara a los extremos que hoy se observa en el país.

Señalaron que la solución no es pedirle a los migrantes que regresen, sino abrir oportunidades permanentes para la realización personal y familiar  de los mismos, creando fuentes de trabajo para todos.

“Es hora de que tanto el gobierno, el sector financiero, empresarial, trabajadores, campesinos y la sociedad en general emprendamos la tarea de establecer un nuevo pacto social que aborde profunda y definitivamente la solución a este drama”, señala el comunicado.

El episcopado hondureño advirtió que la migración es sólo una punta de este volcán, pues la pobreza, la inequidad y la falta de oportunidades son sus otros componentes. “Los sectores dirigentes no pueden ser insensibles ante el clamor de la población. ¡Ya no se valen más remiendos en esta sociedad hondureña!”, clamaron.

“No son criminales”

En el comunicado, la Conferencia del Episcopado Hondureño también se dirigió a los países desarrollados, y a los mismos Estados Unidos, para que dejen de fomentar la xenofobia y condenar a los migrantes “señalándolos como criminales, lacras sociales”.

Llamó a estos países a revisar sus políticas migratorias y asumir la propuesta humanista del papa Francisco en su mensaje del año 2018, sobre las migraciones: acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes y refugiados.

“Rogamos a los países hermanos, por donde van transitando los migrantes hondureños, que se les respeten sus derechos fundamentales y se les ayude, por motivos humanitarios, para que ellos logren desarrollarse como personas”.

El episcopado hondureño agradeció finalmente a los pueblos de Guatemala y México, “que han acogido con ejemplar solidaridad a nuestros hermanos atendiendo a los miembros de la Caravana Migrante”.

Agradecemos también a la Conferencia Episcopal de Guatemala y a la Conferencia del Episcopado Mexicano, en particular modo a nuestros Hermanos Obispos de las Diócesis de Tapachula y de San Cristóbal de las Casas, por su petición a las comunidades cristianas para abrir las puertas de sus casas, ofrecer opciones útiles y velar por el bien de quienes buscan una vida mejor para sus familias”.

Noticias relacionadas
Actualizado
20/10/2018
Compartir