.


Museos diocesanos, santuarios del siglo XXI

visita guiada en el Museo Diocesano de Vic

‘Vida Nueva Catalunya’ visita los ocho centros en Cataluña, donde el patrimonio se hace relato

Portada Vida Nueva Catalunya septiembre 2013 - Museus diocesans, santuaris del segle XXI

JORDI LLISTERRI | Una estimación de las visitas a los ocho museos diocesanos o catedralicios que hay en Cataluña da como número de visitantes que reciben cada año a más de 400.000. Muchos pueden ser personas embobadas, o alumnos que quizá mascan chicle a escondidas. Pero para los más alejados de la Iglesia, será de las pocas veces que vean una santa cena, un Cristo en majestad, un crucifijo, una custodia o una Madre de Dios. Los museos son un lugar de paso, como un santuario. El reto es cómo explicar a los visitantes que eso tiene un sentido y que en el fondo hay una expresión de fe.

Es el reto de los museos diocesanos. Seguramente más importante que la única noticia omnipresente en los medios de comunicación sobre estos museos: la disputa por la propiedad de las obras de la Franja.

En el número de septiembre de ‘Vida Nueva Catalunya’, hablamos del servicio de los museos eclesiásticos con personas preocupadas por dar relato a este patrimonio. Y coincidiendo con una exposición con piezas de los ocho museos diocesanos en Vic, Facies Fidei, hacemos un repaso de los centros que hay en las sedes catalanas. Y, sobre todo, hacemos una invitación a visitarlos. visita guiada en el Museo Diocesano de Vic

Hay también una entrevista con Josep Maria Riba y Marc Sureda, director y conservador, respectivamente, del Museu Episcopal de Vic, cuya colección de arte medieval podría competir con la de cualquier museo del mundo. “Un museo diocesano debe ser un instrumento del obispado que salga fuera, un lugar con vida”, dice Sureda. “El Atrio de los Gentiles [impulsado por Benedicto XVI y el cardenal Ravasi] es una clave interesantísima para entender el patrimonio de la Iglesia”, añade en otro momento.

‘Vida Nueva Catalunya’ es un suplemento mensual publicado por la revista Vida Nueva, en el que se abordan distintas realidades de la Iglesia en Cataluña, concretando de esta manera el compromiso que tiene el semanario de ser una voz evangélica, propositiva y eclesial, en la línea de lo expuesto por el Concilio Vaticano II.

Los suscriptores de Vida Nueva pueden, a través de sus claves personales, descargarse en PDF todos los suplementos publicados. Los suscriptores que viven en Cataluña lo reciben, además, en su casa, en formato papel, todos los meses y de manera conjunta con el semanario. El número de julio se empieza a distribuir desde el jueves 12 de septiembre (VN, nº 2.862).

Setembre 2013 – Museus diocesans, santuaris del segle XXI (PDF solo para suscriptores)

Compartir