José Beltrán, director de Vida Nueva y bloguero Notas al pie
Director de Vida Nueva

La soledad del obispo


Compartir

MIÉRCOLES 3. Doce de la mañana. Pequeño sismo en los chats de WhatsApp getafense. “¿De donde viene? ¿Pero es bueno? ¿Le conoces?”. Es la réplica al anuncio del nuevo obispo. Corrillos eclesiales que no van más allá. Mientras, en la calle Madrid, en el Oskar Burger solo se habla de la mala hora del Atlético-Getafe que se juega el día de Reyes. En la carnicería de Carmelo, una señora se lamenta de que el precio de las chuletas de lechal no bajará hasta bien entrado enero. Si es que bajan. Y en la farmacia de las Colino se acumula la venta de antigripales. La vida sigue igual.

JUEVES 4. Me ha dado por pensar en la soledad de la figura del obispo. Aunque apueste por la colegialidad, cuando llega el temporal, caiga nieve o chuzos de punta, tiene la última palabra. O se es de hierro forjado, o el sufrimiento ante determinadas decisiones moja. Con refugio y confianza en Dios, pero el dolor cala. Y desde fuera, en más de una ocasión, solo vemos al señor de la mitra y el báculo que todo lo puede. [A FONDO: Tiempo de mudanzas de obispos: la llave de la transición

VIERNES 5. Llueve. No se suspende la cabalgata. Eso sí, marcha a velocidad de AVE. Incluido el dromedario de Baltasar, que da algún que otro susto a los espectadores. Y al propio rey. Porque en mi pueblo los reyes llegan en helicóptero, pero toda vez que tocan tierra, se desplazan en su tradicional cuadrúpedo. Me alegra de que, al margen de la parafernalia, en algo se mantenga la esencia.

SÁBADO 6. Día de Reyes. Roscón de las Iesu Communio. No queda ni un resto de almendra en la mesa. Vuela. Almuerzo en familia. Red de redes. Amarrada con tal fuerza que, aunque amenace con romperse, aguanta. Soporta. Y si se deshilacha, ahí aparece una madre para volver a tejer. Nunca falla. Especialista en remiendos. De todo tipo.

DOMINGO 7. Comienzan las rebajas. También las vitales. Tentación de caer en el “así me vale”. Riesgo de conformarse con ir tirando, con un año low cost.

LUNES 8. Jurado en el concurso de cómics de Infancia Misionera. Impactado por el buen arte dibujando. Feliz porque cuaja el lema en cada bocadillo. “Pide un corazón valiente para imitar y seguir a Jesús en todos tus gestos”. Lo escribe una niña de nueve años de Albacete. Y no ha dado tanda alguna de ejercicios.

Lea más: