Aprobado, sí, pero ¿qué?

Papa con miembros Camino Neocatecumenal enero 2012
Papa con miembros Camino Neocatecumenal enero 2012

El Papa recibió al Camino Neocatecumal el 20 de enero

LINO EMILIO DÍEZ VALLADARES, sss, Facultad de Teología de la Universidad Pontificia Comillas | Antes de la audiencia con Benedicto XVI, corría la voz de que en esa ocasión serían aprobadas definitivamente las “liturgias” del Camino Neocatecumenal, asegurando, en algunos casos, que estaba listo el documento de convalidación. Sin embargo, no hay ningún nuevo permiso en materia litúrgica; el Pontifico Consejo para los Laicos ha aprobado los textos contenidos en el Directorio catequético, pero en ningún modo afecta a los contenidos de los libros litúrgicos.

La liturgia es el culto público de la Iglesia, y está regulado en los libros litúrgicos aprobados y en uso en la Iglesia universal, a los que también el Camino Neocatecumenal ha de atenerse, observando sus prescripciones como cualquier otro grupo eclesial.

Significa esto que los rituales aprobados en esta ocasión no remiten de ninguna manera a la liturgia de la Misa o a la administración de los sacramentos, sino solamente a las celebraciones internas del Camino que marcan las principales etapas del largo catecumenado de cada uno de sus miembros: lucernario, escrutinios, traditio y reditio symboli, entrega del padrenuestro, etc.

Además, Benedicto XVI ha aprovechado la audiencia para dirigir a los jefes y a los miembros del Camino un “breve pensamiento sobre el valor de la liturgia”. Ha sido un “pensamiento” que tuvo todo el sabor de una lección, densa y exigente a pesar de su brevedad.

En su discurso, subrayó el “carácter público de la Santa Eucaristía”. Recordó que, según los Estatutos del Camino, aprobados en 2008, “los neocatecumenales pueden celebrar la Eucaristía dominical en la pequeña comunidad, luego de las primeras vísperas del domingo, según las disposiciones del obispo diocesano”.

Pero agregó que “toda celebración” debe estar “esencialmente abierta a todos los que pertenecen” a la única Iglesia de Cristo.

Las celebraciones en las pequeñas comunidades –siguió diciendo el Papa– deben de este modo producir una “maduración progresiva” que favorezca “su inserción en la vida de la gran comunidad eclesial”, es decir, concretamente “en la celebración litúrgica de la parroquia”.

Por último, el Papa ha confirmado que “la celebración en las pequeñas comunidades” debe estar “regulada por los libros litúrgicos, que se deben seguir fielmente”, también “con las particularidades aprobadas en los Estatutos del Camino”, que son “la comunión de pie, permaneciendo en su lugar”, y “el signo de la paz antes de la presentación de los dones”. Solamente.

En el nº 2.786 de Vida Nueva.

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
27/01/2012
Compartir