La Iglesia activa protocolo de ayuda ante desastres naturales en Sinaloa y Sonora

  • Las intensas lluvias de los últimos días han provocado que 11 municipios sean declarados como zonas de emergencia
  • La Conferencia del Episcopado Mexicano cifra en 16.000 las personas evacuadas

Los estados mexicanos de Sinaloa y Sonora viven una situación crítica a causa de las lluvias torrenciales de los últimos días, por lo que la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), llamó este viernes, 21 de septiembre, a una colecta especial para ayudar a los damnificados de las Diócesis de Culiacán y Ciudad Obregón. Hasta el momento se tiene conocimiento de tres víctimas mortales y 16.000 personas evacuadas.

Las intensas lluvias del 19 y 20 de septiembre fueron provocadas por la depresión tropical 19-E, que se formó en el Golfo de California; se trata de un fenómeno del cual no se tenía registro en la historia de la meteorología en el país, que data de mediados del siglo pasado.

Los daños

La Coordinación Nacional de Protección Civil de la secretaría de Gobernación emitió este jueves la declaratoria de zona de emergencia para 11 de los 18 municipios que integran el estado de Sinaloa, y que conforman la Diócesis de Culiacán: Ahome, El Fuerte, Choix, Guasave, Sinaloa, Angostura, Salvador Alvarado, Mocorito, Badiraguato, Navolato y Culiacán. Otros municipios de la Diócesis de Ciudad Obregón, Sonora, también registran serias afectaciones.

La CEM detalló que las lluvias han ocasionado daños en viviendas, autos, campos agrícolas y la evacuación de unas 16.000 personas, además de suspensión de clases. Se padece también una fuerte afectación en el ámbito agrícola en el Valle del Carrizo y El Fuerte, que suman 13.000 hectáreas de sorgo y ajonjolí, así como hortalizas. En el Valle del Évora en: soya, cebolla, cacahuate, ajonjolí y sorgo. En Culiacán y Navolato las siembras dañadas son las de tomate y chiles.

En las últimas 24 horas en Culiacán han llovido 370 milímetros; en Los Mochis cayeron 238 milímetros y en la zona de Ahome fueron 358”, explica.

Oración y cooperación

Ante esta situación, la CEM recordó que Sinaloa siempre ha sido un estado solidario con todo país en las distintas contingencias, por lo que “ruega” a la comunidad católica en el país y todas las personas de buena voluntad a sumarse, “con gesto misericordioso, espíritu generoso y fraterna caridad, a la colecta especial a favor de nuestros hermanos para socorrerlos y acompañarlos ahora, y en las siguientes fases de rehabilitación y reconstrucción”.

La misión de recibir y transferir los fondos necesarios para dar respuesta a la emergencia estará a cargo de Cáritas Mexicana cuya cuenta bancaria es la siguiente:

Nombre: Cáritas Mexicana I.A.P.

BBVA Bancomer

Cuenta: 0123456781

CLABE: 012 180 00123456781 5

“Para que le sea extendido su recibo deducible es importante que informen sus datos fiscales y envíen la imagen de su ficha de depósito al correo: emergencias@ceps.org.mx”, concluye el comunicado publicado por el propio presidente del organismo, cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara.

Noticias relacionadas
Actualizado
21/09/2018
Compartir