Cardenal Osoro: “No hemos sabido custodiar la Creación con responsabilidad”

  • El arzobispo de Madrid preside una plegaria ecuménica en la Jornada de Oración por el Cuidado de la Creación
  • Aunque la lluvia caída en la capital alteró la agenda, los participantes respondieron a su llamada a “renovar la relación entre el hombre y lo creado”

El cardenal Osoro en la plegaria ecuménica por el cuidado de la Creación

“Todo lo has creado para servirnos a nosotros, los hombres, todo lo has puesto para que todos podamos vivir en una casa común en la que tengamos la posibilidad de reconocernos en la dignidad que nos has dado en lo más profundo de nuestro ser”, proclamó el cardenal Carlos Osoro en la tarde-noche del sábado 8 de septiembre, antes de entonar el ‘mea culpa’ porque “no hemos sabido custodiar la Creación con responsabilidad”.

El arzobispo de Madrid compartía esta llamada a “renovar la relación entre el hombre y lo creado” en el marco de una plegaria ecuménica, celebrada en la parroquia Santa Cristina de la capital, con la que concluía la III Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación. Una cita instituida por el papa Francisco en 2015, y que este año invitaba a reflexionar sobre la importancia de ser ‘Custodios del aire que compartimos’.

Curiosamente, la persistente lluvia caída en Madrid durante todo el fin de semana no solo contribuyó a aliviar los índices habituales de contaminación que sufre la ciudad, sino que trastocó la agenda prevista para esta cita convocada por el propio Arzobispado y la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal, obligando a suspender la peregrinación a la Casa de Campo programada para cerrar los actos de la Jornada.

Efectos de la contaminación atmosférica

Una semana después de la celebración de la misma a nivel mundial, diversos colectivos de Iglesia de la archidiócesis madrileña se reunieron para tomar conciencia de las graves consecuencias para la salud que acarrea la alta contaminación atmosférica. No en vano, según un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) de octubre 2017, las muertes anuales causadas por este problema ascendieron a 487.000 en todo el continente, y 31.520 personas fallecieron prematuramente en España por sus efectos.

Del origen y riesgos de tal contaminación, así como de la urgencia de adoptar medidas para mejorar la calidad del aire que respiramos, hablaron un audiovisual sobre el tema y una mesa redonda con expertos que precedieron a la plegaria. Porque “todos somos responsables del cuidado de nuestra casa común, custodios del bien precioso del aire y defensores de la vida”, como recordó al inicio de la misma José Luis Segovia, vicario de Pastoral Social e Innovación de la diócesis.

Más ascesis y menos consumismo

Junto al cardenal Osoro, presidieron la oración el obispo ortodoxo rumano Timotei y el metropolita Policarpo, del Patriarcado ecuménico de Constantinopla, quien pidió al Señor que nos dé “un espíritu ascético y menos consumista”, para que “venga a nosotros tu Reino infinito, Reino de bondad, de justicia y de paz”.

Oración ecuménica por el Cuidado de la Creación en Madrid

Oración ecuménica por el Cuidado de la Creación, en la parroquia Santa Cristina de Madrid. Fotos: Pablo Genovés

En el transcurso de la celebración, se intercalaron pasajes de la Sagrada Escritura (Génesis, Salmo 104 o Evangelio de Marcos) con datos sobre la contaminación medioambiental y la necesidad de sumar pequeños esfuerzos en el día a día (uso del transporte público, consumo de alimentos de temporada o la importancia de llenar el lavavajillas y la lavadora antes de ponerlos en funcionamiento). Todo ello con el único propósito de “asumir mejor el cuidado de nuestro planeta, de nuestra casa común”, subrayó el cardenal Osoro. Como corresponde a “una visión integral del ser humano”, porque “no hay ecología verdadera sin una adecuada concepción del ser humano”, insistió.

Noticias relacionadas
Actualizado
09/09/2018
Compartir