El País sobre el ataque de Viganò al Papa: “La guerra sucia vuelve al Vaticano”

Carlo Maria Viganò, exnuncio de Estados Unidos

“La guerra sucia vuelve al Vaticano”. Así lo titula en una llamada en su portada en papel el diario El País en su edición de hoy, 28 de agosto. El texto firmado por el vaticanista Daniel Verdú indica que “las acusaciones contra el Papa avivan el fuego de una batalla de poder disfrazada de ortodoxia religiosa e ideología que busca restaurar el viejo orden”.

Según el diario, que no es precisamente condescendiente con la Iglesia, la carta de 11 páginas del exnuncio Carlo Maria Viganò, en la que acusa al Papa de encubrir los abusos del cardenal Theodore McCarrick, es “un síntoma de la mala digestión que acompaña siempre al Vaticano cuando cambia de orden”. Y añade: “Su calculada publicación, diseño y necesaria colaboración certifican la reapertura de una guerra que corre el riesgo de organizar definitivamente a los opositores a Francisco, más interesados en el poder extraviado que en la ideología o los abusos que denuncian ahora e ignoraron cuando pudieron actuar”.

El País considera que Viganò, “pese a su currículum, no tendría por si solo capacidad para estructurar un ataque que plantea sin complejos derribar el pontificado de Francisco, muy fortalecido en los últimos tiempos a través de los nombramientos en el colegio cardenalicio”. Asimismo, lanzan un aviso a navegantes: “Los cuervos vuelan bajo y amenaza tormenta”.

Donald Wuerl niega que haya encubierto a McCarrick

El arzobispo de Washington, Donald Wuerl, ha negado las acusaciones realizadas contra él por el exnuncio Carlo Maria Viganò, quien lo cita entre los altos cargos eclesiásticos que encubrieron los abusos del cardenal McCarrick. Y es que el Papa no es el único señalado en la carta filtrada a los medios por el arzobispo. Viganò “nunca proporcionó al cardenal Wuerl ninguna información sobre el alegado documento del papa Benedicto XVI acerca de unas directivas de Roma sobre McCarrick”, asegura el arzobispado en un comunicado.

Al mismo tiempo, subrayan que Viganò no tiene ninguna prueba verificable contra él, y explicó que nadie se ha presentado nunca ante el arzobispo como víctima de los abusos de McCarrick. La famosa carta del exnuncio señala a Wuerl como otro de los prelados encubridores y que ha aupado al “lobby gay”, según recoge EFE.

Ahora que las aguas bajan revueltas, ya han salido algunos prelados estadounidenses a apoyar a Viganò y deslegitimar a sus hermanos en el episcopado señalados y al propio Santo Padre. Así, el obispo de Tyler (Texas), Joseph E. Stricklan, apoyó las acusaciones lanzadas por Viganò.

Los obispos llevarán al Papa un informe sobre Venezuela

Los obispos venezolanos, que del 6 al 15 de septiembre estarán de visita en el Vaticano, presentarán al papa Francisco un informe sobre la situación que vive el país. Así lo ha confirmado el director de medios de comunicación de la Conferencia Episcopal Venezolana, Pedro Pablo Aguilar. En concreto, en la audiencia privada del 10 de ese mes, “le entregarán un informe sobre la realidad nacional y la situación pastoral que se vive en el país”.

“En esa reunión en pleno con el máximo representante se le entregarán los detalles de la realidad pastoral y espiritual de Venezuela”, sostuvo, como recoge Noticiero Digital. Se trata de la primera visita ad limina de los obispos de Venezuela en estos cinco años de pontificado de Francisco, puesto que la última cita en Roma fue en 2009, con Benedicto XVI.

Los prelados –que no han dudado nunca en mantener una posición crítica frente a Nicolás Maduro, a sabiendas de que el régimen se refiere a ellos como esos “diablos con sotanas que han venido a llamar al enfrentamiento entre venezolanos, a la guerra civil”– podrán relatarle al Papa de primera mano la emergencia humanitaria que vive el pueblo venezolano.

Noticias relacionadas
Actualizado
28/08/2018
Compartir