Un nuevo hospital para Benin

  • ‘Entre todos se puede’ es el lema de la campaña lanzada por los hermanos de San Juan de Dios para conseguir los fondos necesarios
  • “En la región tenemos 440 camas y ofrecemos atención a aproximadamente 300.000 personas”, señala el hermano Moisés Martín Boscá

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha lanzado una nueva campaña anual de recaudación de donaciones para la construcción de una clínica en Benin (África), la cifra que necesitan alcanzar asciende a 632.636 euros. Para hablar sobre este proyecto de cooperación sanitaria, Vida Nueva ha entrevistado al hermano Moisés Martín Boscá, director de la Oficina de Misiones y Cooperación Internacional, en la Curia General.

Benin

A pesar de que el contexto político en Benin es bastante tranquilo, el hermano advierte que “en estos países africanos es complicado, porque de un momento a otro la situación puede cambiar”. Aunque no haya conflictos bélicos actualmente, las carencias en los servicio públicos son muchas, “las cuestiones de salud son muy deficitarias y las propias instituciones públicas acuden a las ONG y a las órdenes religiosas para paliar las carencias del país”.

La elección de este país como proyecto de recaudación, entre las más de 400 realidades repartidas en 55 países en los que trabajan los hermanos de San Juan de Dios, se debe a que la viceprovincia de Togo-Benin “está creciendo tanto a nivel de vocaciones como de servicio. Entre los dos países atendemos un total de 440 camas y ofrecemos atención a aproximadamente 300.000 personas”, señala Moisés Martín.

Policlínica y ozonoterapia

En Cotonú, capital económica y sede del Gobierno de Benin, la Orden de San Juan de Dios ya posee una clínica, pero se ha quedado muy pequeña para la afluencia de enfermos que acuden diariamente. También resulta imposible ampliar las infraestructuras actuales, por ello la campaña que han lanzado tiene dos objetivos: “comprar un terreno de dos hectáreas a la salida de la ciudad, en Akassato, y construir una policlínica y un centro de rehabilitación con ozonoterapia”.

La ozonoterapia es la aplicación de ozono médico mediante mínimas punciones para mejorar el funcionamiento de órganos y tejidos, y el hermano Moisés señala que “ya se está trabajando con esta técnica en la región desde hace un tiempo, gracias a la formación de algunos de los hermanos que están en las clínicas y los resultados están siendo positivos para los temas de yagas, de hernias discales, traumatología…”.

Hospitalidad

La Orden pretende con su labor “contagiar nuestra manera de hacer, nuestra hospitalidad, nuestro carisma tanto a la gente que trabaja con nosotros como a los pacientes y transmitir los valores eclesiales del Evangelio”.

A pesar de que la mayor parte de la población a la que atienden no es católica, el hermano Moisés señala que “hoy no hace falta que vayamos predicando una cosa distinta a lo que piensan los demás. Nosotros estamos ejerciendo lo que hizo el buen samaritano y lo hacemos con mucho respeto, porque al fin y al cabo estás llevando algo que no es de allí. Además, la hospitalidad en África es un don y por ello creo que nuestro carisma puede ser bastante entendible”.

Noticias relacionadas
Actualizado
13/08/2018
Compartir