Dominique Wolton: “El Papa defiende el término ‘unión civil’ para los homosexuales”

  • El sociólogo francés presenta en Madrid el libro-entrevista con Francisco ‘Política y Sociedad’ (Encuentro)
  • El Pontífice reivindica la palabra ‘matrimonio’ para hombre y mujer: “No bromeemos con las verdades”

“El Papa defiende que la unión civil de los homosexuales es posible”, reveló ayer el sociólogo francés especialista en comunicación política, que viajó a Madrid para presentar su libro-entrevista con Francisco en un acto que estuvo apadrinado por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.

Fue uno de los asuntos que el Papa y Dominique Wolton abordan en las páginas de Política y Sociedad. Conversaciones con Dominique Wolton (Encuentro), un ensayo-diálogo que recoge doce conversaciones entre ambos, mantenidas entre febrero de 2016 y febrero de 2017. Así, en un momento de la charla, Wolton y Bergoglio se adentran en la cuestión de la ideología de género. Así, según se recoge en el libro, el Papa defiende que la palabra ‘matrimonio’: “Desde siempre la humanidad, y no solo la Iglesia, ha sido la unión de un hombre y una mujer; no se puede cambiar eso así como así, a la intemperie…”.

“El matrimonio es la unión de un hombre con una mujer. Ese es el término preciso. Llamemos a las uniones del mismo sexo ‘unión civil’”, subraya unas líneas después, aun condenando la ideología de género y apuntando: “No bromeemos con las verdades”.

“Aunque no tenemos que tener miedo a las diferencias, la sociedad está atribuyendo roles, pero el Papa deja clarísimo en el libro su postura sobre la ideología de género”, apostillaría el cardenal Osoro en la presentación.

Y la chispa surgió

Durante el acto de presentación que guió el periodista José Luis Restán, Wolton comentó que “el lenguaje del Papa es muy claro y directo, se expresa con rabia ante la injusticias y defiende a los inmigrantes” y confesó que “nunca es fácil hablar con un Papa, pero con él surgió la chispa, pudimos conversar con inconformismo, libertad y con humor, nos reímos muchísimo”.

“El Papa me ha situado en este libro en la escena de los discípulos de Emaús, llevándonos a las situaciones reales de los hombres, aproximándose a su realidad, pero no de cualquier manera: amando ese camino y propiciando el encuentro”, dijo el cardenal Osoro.

A partir de ahí, el arzobispo desglosó alguno de los principios fundamentales del pensamiento bergogliano, entre ellos su invitación a salir a las periferias, la defensa de la dignidad del hombre a través del trabajo, el miedo de Europa a abrir las puertas a los migrantes, el cuidado de la casa común, una economía al servicio del hombre… “No hay amor sin puentes”, resumió el cardenal parafraseando la cultura del encuentro de Francisco.

“En este viaje que tenemos que hacer por la vida de los hombres, para el Papa el instrumento fundamental de la política es la proximidad: enfrentarse con los problemas, comprenderlos, no escamotearlos ni dejarlos atrás”, añadió Osoro que invitó a los asistentes al acto a “no tener miedo a las diferencias”. Así, reivindicó que “la buena laicidad es tener sitio en el mundo y reconocer los derechos a las religiones”.

Por su parte, el sociólogo Víctor Pérez Díaz se detuvo en el pensamiento del Papa en materia geopolítica y cómo aplica el discernimiento ignaciano a todos los aspectos vitales personales, eclesiales y sociales. “El Papa nos dice en este libro que hay unos retos enormes en un mundo que puede llegar un caos similar al de 1914”, advirtió Pérez Díaz, si bien reconoció que “el discurso del Papa desprende también esperanza”.

Noticias relacionadas
Actualizado
23/03/2018
Compartir