Milán convoca un sínodo inédito sobre la inserción de los migrantes en la diócesis

El obispo de Milán, Mario Delpini, en una celebración en la catedral noviembre 2017

Un sínodo sin precedentes. El nuevo obispo de Milán, Mario Delpini, ha convocado un sínodo menor sobre la inserción de los migrantes en la realidad diocesana. El sucesor de Angelo Scola en la diócesis más grande de Europa anunció la asamblea el pasado 27 de noviembre para “enfrentar los desafíos planteados por la creciente diversificación de las comunidades”, según informa Avvenire.

Delpini quiere ofrecer respuestas a una diócesis marcada por una fuerte inmigración, en la que predomina la religión católica, pero con diferencias culturales y lingüísticas. “Iglesia de la gente, responsabilidades y perspectivas. Líneas diocesanas para la pastoral” es el título del sínodo menor, que a diferencia de uno diocesano, este solo se centra en un aspecto de la vida de la Iglesia.

El prelado ha decretado la creación de una comisión de coordinación, que se encargará de la organización. No se trata de reflexionar y estudiar el fenómeno migratorio o la recepción de los inmigrantes, sino de examinar las implicaciones de estos cambios dentro de las 1.107 parroquias ambrosianas. El último sínodo celebrado en la diócesis se remonta 23 años atrás; este será presentado el próximo 14 de enero, con motivo del Día Mundial de los Emigrantes y los Refugiados. Tres meses después, la comisión recogerá las contribuciones en un ‘instrumentum laboris’ y el 3 de noviembre de 2018 Delpini presentará las conclusiones.

Sensatez y responsabilidad ante los resultados electorales

La Conferencia Episcopal de Honduras pidió ayer, 3 de diciembre, a los dos candidatos que se proclamaron ganadores de las elecciones del pasado 26 de noviembre –Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición, y Juan Orlando Hernández, actual presidente por el Partido Nacional– aceptar “con sensatez y responsabilidad, pensando en el bien común” los resultados del escrutinio especial de más de mil actas que las autoridades electorales iniciaron ayer.



Los obispos solicitaron también que el escrutinio especial se realice “bajo la vigilancia estricta” de observadores de la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos (OEA), así como representantes del Partido Nacional y de la Alianza de Oposición para “garantizar la transparencia del proceso”.

En un comunicado, recogido por La Prensa, los prelados destacaron que es necesario “mantener actitudes de respeto, convivencia y diálogo” entre los hondureños y “superar toda forma de violencia”. Por eso, instan a los líderes de ambos grupos a que “orienten a sus bases para que asuman una postura de respeto, madurez ciudadana, promoción de la paz y la convivencia pacífica” mientras se realiza el escrutinio especial y se conoce el resultado final de las votaciones.

“Quizá hemos llegado al fin de los tiempos”

“Hay confusión y error sobre las enseñanzas fundamentales”. El cardenal Raymond Burke se mantiene en sus trece. En su enésima entrevista, esta vez a Catholic Herald, vuelve a dejar claro que “quizá hemos llegado al fin de los tiempos”. El purpurado de la dubia también habla nuevamente sobre la división en la Iglesia.

Burke cree que la Iglesia “está en peligro”. Y es que “la idea de que las personas que viven en una unión irregular puedan recibir los sacramentos es una violación de la verdad con respecto tanto a la indisolubilidad del matrimonio como a la santidad de la Eucaristía”, mantiene el cardenal en relación a su visión sobre ‘Amoris laetitia’.

Según el cardenal norteamericano, “existe la sensación de que en el mundo de hoy, que se basa en el secularismo, la Iglesia misma parece estar confundida. En ese sentido, uno puede tener la sensación de que la Iglesia da la impresión de no estar dispuesta a obedecer los mandatos de Nuestro Señor. Entonces quizás hayamos llegado al fin de los tiempos”.

Noticias relacionadas
Actualizado
04/12/2017
Compartir