Italia estrena su primer nuncio no italiano de la Historia

  • Francisco nombra “embajador” al suizo Emil Paul Tscherrig, hombre de su confianza
  • Los otros titulares del día, bajo la mirada del director de Vida Nueva:
    • Los obispos de EE UU, ante el huracán Irma
    • El desafío del Papa en Myanmar

El nuncio apostólico en Italia Emil Paul Tscherrig, con el Papa Francisco

 

 

eEl clero italiano, en general, y la curia vaticana, en particular, no salen de su asombro. Desde que el Papa Francisco inició su Pontificado no deja de sorprenderles. Su empeño por descentralizar el poder eclesiástico no solo está llegando a puestos claves en el engranaje de la Santa Sede,  incluido en el colegio cardenalicio.

Pero no queda ahí. El movimiento más reciente del Papa argentino en su empeño por sacar a la Iglesia italiana de su zona de confort es el nombramiento como nuncio de Italia y San Marino al suizo Emil Paul Tscherrig.

Se trata del primer embajador vaticano para Italia en la Historia que no es italiano. Méritos no le faltan para estar al frente de esta Nunciatura.  De 70 años, acumula experiencia desde Trinidad y Tobago a Corea, pasando por Mongolia y los países nórdicos. Amén de este nutrido currículum, también cuenta con la confianza con Francisco. No solo porque su último destino haya sido Argentina –donde aterrizó en 2012-, sino que además fue la persona elegida por Bergoglio para el infructuoso diálogo entre el Gobierno de Maduro y la oposición en Venezuela hace ahora un año.

Los obispos de EEUU piden a los católicos ayuda frente al huracán Irma

La Costa Este de Estados Unidos no termina de despertarse de la pesadilla que ha supuesto el huracán Irma. Los obispos norteamericanos no han permanecido ajenos y a través del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal han manifestado su apoyo a todos los afectados.

“También oramos por los equipos de salvamento que están arriesgando su vida todavía para cuidar de sus vecinos, especialmente los ancianos, enfermos, personas sin hogar y todos aquellos que necesitan una asistencia especial”, aseguran los obispos que han solicitado a los católicos a que “respondan generosamente con oraciones, apoyo financiero y con su voluntariado”.

El nuevo frente de Francisco: la crisis de los Rohingya en Myanmar

Francisco acaba de aterrizar en Roma de su periplo por Colombia. Sin embargo, en Myanmar y Bangladesh marchan a pleno rendimiento los preparativos para el acoger a Francisco el próximo mes de diciembre. Y lo hará con la crisis de los Rohingya de fondo, después del éxodo vivido por más de 123.000 personas de este grupo musulmán, mientras la presidenta del país y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, parece no hacer los suficiente para frenar la persecución que sufren.

La polémica que rodea este conflicto ha llegado a Roma, pues se espera una mediación del Papa, pero se teme que pueda ser manipulado por alguna de las dos partes.“Creo que esta crisis se destacará en el viaje, pero no lo ensombrecerá”, ha asegurado a UcaNews el obispo Gervas Rozario de Rajshahi, presidente de la Comisión de Justicia y Paz, que se muestra convencido de que el Papa saldrá airoso de esta delicada situación: “La Nunciatura aconsejará lo que el Papa puede o no puede decir”.

“Es probable que el Papa intente convencer a todos desde una perspectiva humanitaria y de  los derechos humanos, para que sean más caritativos al decir que ellos también son seres humanos”, confía Rozario.

 

Actualizado
12/09/2017
Compartir