La pobreza sigue aumentando en España

Rouco Varela y Suárez en el funeral del Rey

Dos informes de Cáritas reflejan el impacto de la crisis económica en la población

Informe Cáritas pobreza España

La pobreza sigue aumentando en España [extracto]

FRAN OTERO | La situación social en España no mejora. Las familias siguen sufriendo los efectos de la crisis económica: aumenta la pobreza y disminuyen los derechos. Mejoran las cifras macroeconómicas, la prima de riesgo o la bolsa, pero esta mejoría a la que se agarra el Gobierno para defender sus reformas no alcanza a la población. Así lo ponen de manifiesto Cáritas Española y Cáritas Europa, con dos documentos que hicieron públicos en Madrid y Atenas, respectivamente, el pasado jueves 27 de marzo.

Se trata de Análisis y Perspectivas 2014. Precaridad y Cohesión Social, que ofrece un avance de datos del Informe Foessa: El impacto de la crisis en Europa, que analiza cómo han afectado las medidas de austeridad a los países más golpeados por la crisis, entre ellos, España. Dos documentos que no dejan en buen lugar a nuestro país cuando nos adentramos en su realidad social.

Informe Cáritas pobreza España

Las conclusiones están llenas de palabras como pobreza, exclusión social, desempleo… y muestran una realidad diferente a la que el Gobierno se esfuerza por ofrecer. Quizá pueda ser esta la razón por la que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, arremetiese al día siguiente de su presentación contra estos estudios tras ser preguntado por unas cifras que recogía el informe de Cáritas Europa sobre la pobreza infantil.

Dijo Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que los estudios de la institución eclesial no respondían a la realidad, que eran puramente estadísticos y que se mezclaban datos. Lo cierto es que la cifra que refería Cáritas Europa –que coloca a España como el segundo país de Europa con mayor pobreza infantil, con una tasa del 29,9%– y que se destacó en todos los medios de comunicación, estaba tomada de Eurostat, la agencia estadística de la Comisión Europea.

 

Fracaso de la austeridad

La principal reflexión del informe realizado por Cáritas Europa es el fracaso de las políticas de austeridad, sobre todo, en lo que a mejoras sociales se refiere. Así lo explica el secretario general de Cáritas Europa, Jorge Nuño, en declaraciones recogidas por Efe: “Las medidas de austeridad han fallado a la hora de solucionar los problemas y generar crecimiento (…). La política de la Unión Europea es incoherente, porque se comprometió, con la firma de la Estrategia Europa 2020, a disminuir la pobreza, crear crecimiento y aumentar la escolarización (…), pero las prioridades económicas están por delante de las sociales, de las personas”.

Informe Cáritas pobreza España

No es menos contundente, aunque sí más concreto, el documento Análisis y Perspectivas 2014, realizado por Cáritas Española, que concluye que la fractura social que viene denunciando en los últimos años se han ensanchado. “El empeoramiento de la situación social en España se extiende a amplios sectores de la población. Ahora ya solo una de cada tres personas en España se encuentra libre de los 35 problemas que se han identificado en este análisis, 16,5 puntos menos que en 2007. Este núcleo central de la sociedad española que llamamos integración plena es ya una estricta minoría”, se explica en el estudio. Por el contrario, se han ampliado los espacios de integración precaria, exclusión moderada y exclusión severa.

Así, la exclusión ha pasado de afectar a un 15,8% a un 21,9% de los hogares españoles; o del 16,3% al 25,1%, si hablamos en términos de población. Más preocupante es, según Cáritas, la evolución de la pobreza severa, que ha aumentado en los últimos seis años un 82,6%, afectando a cinco millones de personas. En total, son casi doce los millones de personas (3,8 millones de hogares) que están afectadas por distintos procesos de exclusión social, 4,4 millones más que en 2007.

En esta situación mucho ha tenido que ver el empobrecimiento de la sociedad española, que se ha caracterizado por la caída de las rentas y el aumento de la desigualdad en su reparto. Una circunstancia que ha provocado que el porcentaje de hogares sin ingresos haya crecido del 2% al 4% en el último trimestre de 2013, y que el número de hogares en esta situación aumente desde unos 300.000 a mediados de 2007 a casi 700.000 a finales de 2013.

Informe Cáritas pobreza España

Por otra parte, el documento de Cáritas Española refleja que los ámbitos del empleo, de la vivienda y de la salud son los que más han contribuido al aumento de la fractura social. Por ejemplo, la incidencia de los problemas de exclusión del empleo se multiplican por 2,5, por lo que Cáritas deduce que “nada parece indicar que la implementación de la reforma laboral haya contribuido a la creación de empleo ni a la reducción de la temporalidad de las nuevas contrataciones”. Los problemas por exclusión de la salud se duplican, mientras que los referidos a la vivienda se incrementan un 36%.

 

La familia resiste

Entre las noticias positivas, cabe reseñar el papel que durante la crisis ha tenido la familia, de la que el estudio dice que “ha sido una muestra evidente de un poderosísimo elemento nuclear con el que cuenta nuestra sociedad para enfrentar las situaciones más complicadas”. “Aun con políticas sociales insuficientes y con escasa protección, la familia sigue resistiendo. Sufriendo el desgaste que implica la crisis, pero demostrando ser uno de los cimientos sobre los que construir”, añade.

Tal y como explicaron en rueda de prensa Francisco Lorenzo y Guillermo Fernández, coordinador y técnico, respectivamente, del Equipo de Estudios de Cáritas, lo que está en juego, dada la situación, “es un modelo que apueste por la persona, que la ponga en el centro de las prioridades, y donde el bien común marque la hoja de ruta”. En su opinión, y a pesar de la situación, “durante 2013 no solo no se invirtieron los procesos que desde 2010 vienen restringiendo el acceso a los derechos sociales, sino que se ha avanzado en los recortes”.

Por eso, la apuesta de Cáritas pasa por una salida de la crisis en la que nadie se quede descolgado por las injusticias “de un modelo que ha mostrado sus debilidades”. A modo de ejemplo, una de sus propuestas es la activación de un sistema de garantía de ingresos, que daría cobertura a los 700.000 hogares en los que no entra renta alguna y que, además, no costaría mucho: unos 2.600 millones, poco más de la mitad de lo que costaría el rescate de las autopistas de peaje. Y es que como sentenció Lorenzo, “es claramente posible, y no es caro, acabar con la pobreza”.
 

LEER TAMBIÉN:

En el nº 2.889 de Vida Nueva
 

INFORMACIÓN RELACIONADA:

Actualizado
04/04/2014
Compartir