Obispos de Cuba: “Que el futuro sea mejor que el presente”

Publican una carta pastoral en la que piden diálogo y esperanza activa

procesión de la Virgen del Cobre en La Habana 2013

Procesión de la Virgen del Cobre por La Habana

ARACELI CANTERO GUIBERT (CUBA) | Después de haber observado la realidad cubana y “al escuchar y sentir en nosotros los anhelos, las esperanzas y las frustraciones de los hijos de Dios en esta tierra”, los obispos católicos de Cuba han dirigido a todos los cubanos un carta pastoral en la que piden un nuevo orden político y reiteran que el único camino hacia a transformación social es el diálogo.

El mensaje reconoce “que Cuba ha cambiado en los últimos años y que el presente no se parece a los años pasados”, pero también afirma que “una nueva generación de cubanos vive con el firme deseo de que el futuro sea mejor que el presente”. En él abordan, además, temas como el destino de los bienes materiales y la libertad, así como la necesidad de que las aspiraciones personales sean tenidas en cuenta en el programa económico que debe ser elaborado.

El documento, con fecha del 8 de septiembre, fiesta de la patrona de Cuba, y que se daba a conocer en la página web de la Conferencia, ha sido dado a conocer en el Año de la fe y tiene la virtud de la esperanza como hilo conductor. Sale a la luz veinte años después de la carta pastoral El Amor todo lo espera (1993), en la que, de manera similar, los pastores ofrecieron un análisis de la realidad cubana y algunas pistas de renovación y cambio para Cuba.

La actual carta pastoral reconoce que algunas de sus sugerencias de hace dos décadas se han cumplido, pero otras quedan por realizar. Apunta que, para que el futuro sea mejor, es necesario que continúe y se aligere el proceso de reformas iniciadas en Cuba. Dada la constatación del “apremio en la ciudadanía”, los prelados consideran que la urgencia y la mejor herencia para la generaciones futuras es “precisamente trabajar por un presente mejor”.

Piden para este esfuerzo el compromiso de una “esperanza que no defrauda”, título de su mensaje. La carta pide una esperanza activa y también se adentra en aspectos que superan lo estrictamente religioso.

Los obispos de Cuba proponen una esperanza activa para el futuro de la Isla [íntegro solo para suscriptores]

Suscribirse a Vida Nueva [ir]

En el nº 2.863 de Vida Nueva.

Actualizado
20/09/2013
Compartir