Laura Jimena Pico Forero

“Felizmente católica”

LAURA-PICO-3

 

“Cuando cumplí 15 años mis padres me regalaron un tour por Europa. Corría el verano europeo del año 2003 y mi estadía en Roma coincidió con un miércoles de audiencia papal. Todo me imaginé menos la bendición de ver de cerca y escuchar a Juan Pablo II que en ese momento ya no caminaba solo, respiraba profundo y hablaba despacio… Su presencia invadió mi ser de una felicidad quizás comparable con la dicha que tuve en la Plaza de Cibeles durante la bienvenida a Benedicto XVI en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de 2011. Cuando salí, llamé a mis papás y les dije: Lo mejor de este viaje ha sido conocer a Juan Pablo II, el papa de los jóvenes”.

La pasión con la que Laura Jimena Pico Forero cuenta esta afortunada anécdota deja entrever su identidad católica nutrida por las JMJ. “De Madrid –dice– tengo los mejores recuerdos. Fue una experiencia que fortaleció mi fe. Volví a Colombia con un fervor más evidente: mi participación en mi parroquia y en los grupos de oración se consolidó. Además, conocí muchos grupos católicos y jóvenes con un amor profundo por la evangelización”. También considera que “el compromiso que adquiere cada joven que participa de una JMJ es el de llevar a casa no sólo los recuerdos y las experiencias sino el mensaje que el Santo Padre da en cada uno de sus discursos”.

Rosario vía Skype

Su actividad en las redes sociales dice mucho de su faceta evangelizadora. Hace algunos meses leyó un trino de la cuenta @jovenessc que decía: “Buenas noches, vamos a dar comienzo al Santo Rosario vía Skype, escriban sus peticiones”. Respondió pidiendo una intención especial y recibió una sorpresiva respuesta: “Puedes unirte a nosotros por Skype”. “Esa misma noche agregué a mi cuenta el nuevo contacto y recé con ellos mi primer rosario por Skype, que continúo rezando de lunes a viernes a las 9 de la noche con jóvenes cubanos, venezolanos, mexicanos, chilenos y colombianos”.

¿Cómo es un rosario por Skype? Laura explica que “Fernando, un joven mexicano hace las llamadas respectivas. Cruzamos palabras de saludo y luego él coordina el rosario: Manuela (de Medellín) ayúdanos dirigiendo el primer misterio, Galy, (mexicano radicado en Estados Unidos), encárgate por favor del segundo, Juan Manuel (otro colombiano), dirige el tercero, Raúl (venezolano), reza el cuarto y Armando (cubano residente en Estados Unidos) termina tú con el quinto y último. Luego comienza: En el nombre del Padre… Stefany, una joven colombiana es la encargada de dirigir los cantos en honor a María Santísima y todos la acompañamos a una sola voz. Galy y Fernando suelen dirigir las jaculatorias al finalizar”. También agrega que “en los meses previos a la JMJ, Armando comparte alguna sección de YouCat y finalizamos escuchando ‘Esperanza del amanecer’, el himno oficial de Río 2013”.

A sus 25 años, se desempeña como asesora del sistema de gestión de calidad en el Canal TR3CE, un canal regional de carácter público. Es profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales y actualmente cursa último semestre de la Maestría en Gobierno y Políticas Públicas. Su compromiso católico está siempre presente en todos los ámbitos de su vida: “en el trabajo y en el estudio cumplo con las responsabilidades asignadas y sin falta estoy cada domingo en la Eucaristía en el Seminario de la Sociedad de San Pablo en Bogotá”. Acostumbra vivir la Semana Santa en Villavicencio, con su familia, colaborando con la organización, y vive con fervor el Adviento y las fiestas importantes, como Pentecostés.

Sus compañeros más próximos saben de su activa vida de fe por sus publicaciones en Twitter. Así mismo, estudiar en una universidad laica y librepensante no le ha impedido debatir, desde una perspectiva católica, temas sensibles como el aborto y la eutanasia, “siempre en el marco del respeto por los diferentes credos”.

Sus convicciones devienen de una sólida formación católica en su hogar y en su colegio, participando en grupos pastorales y catequísticos. “Con el paso del tiempo fui entendiendo y afianzando mi compromiso con la Iglesia”, comenta, evocando también sus experiencias en los conciertos de Martín Valverde. “En mis años de adolescencia lo veía y lo escuchaba desde el público. Ahora, desde hace unos años, colaboro en el equipo anfitrión que lo trae a Bogotá. Definitivamente Dios me consiente”.

Laura Jimena estará con Francisco en Río. “Si tuviera la oportunidad de dirigirme al Santo Padre, confieso que rompería el protocolo, le daría un fuerte y prolongado abrazo y le diría: gracias por hacer que los jóvenes nos enamoremos más de Cristo y de la Iglesia. Lo queremos mucho”.

Actualizado
29/07/2013
Compartir