Los tres papas que renunciaron antes que Benedicto XVI

papas Benedicto XVI y Celestino V renunciaron

Benedicto IX, Gregorio XII y Celestino V

papas Benedicto XVI y Celestino V renunciaron

Retratos de Celestino V y de Benedicto XVI

M. Á. MALAVIA | La Historia dice que Benedicto XVI es el cuarto papa que abandona la Silla de Pedro. Sin embargo, ninguno de los tres casos anteriores guarda comparación posible.

Benedicto IX (1032-1044) y Gregorio XII (1406-1415) protagonizaron, respectivamente, escandalosos casos en contextos en los que el Papado estaba inmerso en un juego de corruptelas, intrigas palaciegas y sumisión respecto a los poderes temporales. Tras luchar cada uno de ellos contra otros dos pretendientes que también se autoerigieron en pontífices, ambos cismas acabaron con la renuncia forzada de todos los implicados.

Más edificante, no por la situación sino por el personaje, fue el breve pontificado de Celestino V, entre julio y diciembre de 1294. Tras más de dos años de cónclave, la incapacidad de los cardenales para ponerse de acuerdo (enfrentadas las dos “familias” principales, los Orsini y los Colonna) llevó a elegir a este monje ermitaño de 85 años, que ni siquiera era obispo y que tenía fama de santidad.

Aunque ajeno a la decisión de los purpurados y pese a su oposición inicial, aceptó por responsabilidad. Duró poco: escandalizado ante la función menos espiritual de su cargo, se declaró “incapacitado” y retomó su vida ermitaña. Tras morir dos años después, fue declarado santo en 1313.

Así, pese a estos antecedentes, es obvio que la meditada y libre decisión de Ratzinger es inédita en el bimilenario camino eclesial.

En el nº 2.836 Vida Nueva.

 

ESPECIAL BENEDICTO XVI RENUNCIA

Actualizado
14/02/2013
Compartir