Cien miradas a un siglo de España

La SECC y la Agencia EFE resumen en una exposición la historia y la vida cotidiana de España desde 1896 hasta nuestros días

Niñeras paseando por el madrileño parque del Retiro. EFE. Madrid, 4 de abril, 1923

(Juan Carlos Rodríguez) Ciertamente, la exposición Imágenes de un siglo: una mirada a la historia y a la vida cotidiana, como afirma Soledad López, presidenta de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales –organizadora de la muestra, con la colaboración de la Agencia Efe–, es “uno de los muchos recorridos posibles por nuestra historia durante el convulso siglo XX”.

Cien imágenes, cien instantes de un tiempo detenido que resumen 114 años de ver España y de ver el mundo desde España. Ese tiempo es el periodo transcurrido entre la primera fotografía, la de un joven gerundense con el uniforme de rayadillo del Cuerpo de Intendencia antes de partir a Cuba en 1896, y la última foto, en la que aparecen sombras fantasmales entre las ruinas de Haití en 2010.

Franco, hambre, repatriados, manos alzadas, estética totalitaria, División Azul, los presos del Penal de Ocaña formando en el patio, exaltación al Caudillo en la Plaza de Oriente, son escenas retratadas por Juan Guzmán, Hermes Pato, Vidal, Carlos Pérez de Rozas, Miguel Cortés y otros fotógrafos anónimos, que encierran también una historia particular del fotoperiodismo y de la transformación desde las primeras placas a las cámaras Leica, la fotografía en color o las cámaras digitales.

La muestra –instalada al aire libre en el Paseo de Carlos III del Real Jardín Botánico en Madrid– se sacude del torbellino trágico del primer medio siglo y, poco a poco, va dejando la historia para adentrarse en lo cotidiano.

Dos fotografías, apenas las dos únicas de escena católica, reflejan de algún modo la evolución del país y de la propia Iglesia. La primera está acotada por el propio pie del comisario de la exposición, Alfonso Armada, y el título de El Santísimo, motorizado: “El venerado Lignum Crucis de Liébana llega en un Mercedes descapotable (Parque Móvil Ministerial número 1535) a la madrileña plaza de la Armería para que 70.000 fieles reciban la bendición papal”. Está fechada el 20 de marzo de 1958.

La geometría no es obscena. 1991

La otra fotografía es de 1991 y Armada la titula La geometría no es obscena. Autoría de José Luis Pérez Fernández, obtuvo el Premio Ortega y Gasset de Fotografía, y muestra a una joven en pantalón cortísimo y piernas cruzadas sentada junto a unas monjas en primera fila durante la presentación del libro Monasterios toledanos, de Balbina Martínez Caviró. Imagen que abría los ojos a los nuevos tiempos y que sirve en la exposición del fondo fotográfico de Efe para mostrar la evolución de un país, una moral y un tiempo.

Lo digital degrada la mirada

Armada, mientras que preparaba la selección ha tenido la “constatación insospechada” de que se “ha degradado la mirada del fotógrafo”: “A medida que se agotaba el siglo XX y la película analógica daba paso al mundo digital, a medida de que se abarataban los costes y el fotógrafo no tenía que medir cuántos carretes llevaba, el ojo se hacía perezoso, la mirada se volvía roma, incapaz de leer la verdad entre tantos estímulos”.

Más información en el nº 2.722 de Vida Nueva. Si es usted suscriptor, vea el reportaje completo aquí.

Actualizado
27/09/2010
Compartir