Cristianos: ciudadanos de segunda clase en Pakistán

Protesta contra la ley anti-blasfemia de Pakistán, el 25 de julio

(María Gómez) Los cristianos de Pakistán están acometiendo una complicada lucha contra la ley sobre la blasfemia, vigente en el país desde 1986 y que contempla penas de prisión para quien ofenda a Alá, Mahoma o el Corán. Los abusos sistemáticos en la interpretación de dicha ley han afectado a más de 50.000 personas, pero son los cristianos los que están soportando una especial crueldad en los últimos años por parte de los extremistas.

El último caso fue el 19 de julio, cuando dos hermanos protestantes fueron asesinados a la salida del tribunal que acaba de declararles inocentes de la acusación de blasfemia. “Los cristianos son un objetivo muy fácil, pero esta ley se está aplicando contra todos, también hay muchos musulmanes en contra de ella”, explica Andrew Francis a Vida Nueva. El obispo de Multan quiere ser cuidadoso con el lenguaje, pero a la pregunta de si los cristianos en Pakistán son ciudadanos de segunda clase, no duda: “De iure no, pero de facto”.

Más información en el nº 2.718 de Vida Nueva. Si es usted suscriptor, lea la noticia completa aquí.

Actualizado
30/07/2010
Compartir