Por una reforma migratoria “profunda y humanitaria”

Los episcopados del continente reiteran en Washington su rechazo a la polémica ley

Rueda de prensa de los obispos. En primer término, Álvaro Ramazzini

(Pablo Romo– México DF) Obispos de varios países de América Latina se reunieron recientemente en Washington para pedir “una reforma profunda y humanitaria” de la ley de inmigración estadounidense, en una prueba más de que la Iglesia del continente une su voz para defender la dignidad de millones de personas amenazadas en su trabajo y en sus derechos humanos más básicos. El obispo de Salt Lake City y hasta ahora presidente del Comité de Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés), John C. Wester, señaló en rueda de prensa en la capital estadounidense que la Iglesia católica busca “formar una respuesta pastoral y multinacional a las personas forzadas a migrar por la violencia o por las dificultades económicas”.

En su comparecencia ante los medios, el prelado estuvo acompañado por  representantes de otros episcopados, como Álvaro Ramazzini (Guatemala), Arturo González (Cuba), François Gayot (Haití), Bernhard Hombach (Nicaragua), Pedro Hernández (Panamá), Francisco Ozoria Acosta (República Dominicana), Ángel San Casimiro (Costa Rica) y François Lapierre (Canadá); así como los mexicanos Rafael Romo (arzobispo de Tijuana), Raúl Vera (Saltillo) y Pedro Pablo Elizondo (Cancún-Chetumal); los hondureños Mauro Muldoon y Juan José Pineda; y el arzobispo de Panamá, José Domigo Ulloa, como responsable de la Sección de Movilidad Humana del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Ramazzini, obispo de San Marcos, se refirió a la situación de los centroamericanos deportados a sus países desde EE.UU. y, retomando la fuerte carta emitida días atrás (ver VN, nº 2.709), denunció el trato que se dispensa a esos emigrantes y cómo en México a menudo se secuestra a quienes cruzan el país y se abusa de ellos. Es lo que ocurrió el 1 de junio, cuando 50 emigrantes guatemaltecos, entre ellos niños y mujeres, fueron capturados por una banda armada a su paso por Oaxaca.

Los obispos, que rechazaron la ley del Estado de Arizona impulsada por su gobernadora, Jan Brewer, coincidieron en señalar que es indispensable prestar atención a las causas económicas que impulsan a millones de personas a salir de sus países, “dejándolo todo y arriesgando sus vidas para sobrevivir”. En este sentido, Wester informó de que en el Comité “participan obispos de 22 países” trabajando por una reglamentación de la mano de obra y realizando “un esfuerzo continental para reprimir y desbaratar el tráfico de personas”.

Al encuentro “de consulta” en Washington también asistieron el presidente del Pontificio Consejo para los Emigrantes e Itinerantes, Antonio Mª Vegliò; el nuncio en EE.UU., Pietro Sambi; el coadjutor de Los Ángeles y presidente electo del Comité de Migración de la USCCB, José H. Gómez; así como los obispos Rutilio del Riego (auxiliar de San Bernardino), Dennis Madden (Baltimore), Anthony Taylor (Little Rock) y John Manz (auxiliar de Chicago).

Si bien las autoridades federales aseguran que no es posible abordar una reforma profunda, pues no cuentan con los votos necesarios en el Parlamento, organizaciones civiles y religiosas –entre ellas, la Iglesia– no cesan en sus movilizaciones exigiendo que se derogue la ley “racista y xenófoba” de Arizona. Y es que la Iglesia católica estadounidense cuenta con un porcentaje creciente de inmigrantes latinoamericanos, hasta el punto de que, en ciudades como Los Ángeles, el 70% de los fieles son hispanos. Quizá por ello, el nuevo arzobispo coadjutor y futuro sucesor del cardenal Mahony, José H. Gómez, sea un mexicano nacido en Monterrey.

————

RESPUESTAS INTEGRALES


Estos encuentros “de consulta” se suman a las reuniones iniciadas en 1999 y que celebran los comités/comisiones sobre emigración de los episcopados estadounidense y mexicano. Cabe recordar que un fruto muy importante de las primeras citas fue la pastoral Juntos en el Camino de la Esperanza: Ya no Somos Extranjeros (2003). Ahora, la “consulta” se ha extendido a otras conferencias episcopales y a quienes trabajan en la movilidad humana de Canadá y América Latina, sobre todo en Centroamérica y El Caribe. Estos diálogos han servido para fortalecer la colaboración, traspasando fronteras y permitiendo respuestas más integrales. En 2008, el encuentro “de consulta” tuvo lugar en Tijuana (México) y, en 2009, en San Marcos (Guatemala).

promo@vidanueva.es

En el nº 2.711 de Vida Nueva.

————

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
11/06/2010
Compartir