Tres años de Francisco Vázquez

El embajador cerca de la Santa Sede revela sus “muy positivas” impresiones sobre su acción diplomática

fco-vazquezg(Antonio Pelayo– Roma) Francisco Vázquez y Vázquez acaba de cumplir tres años al frente de la embajada de España cerca de la Santa Sede (presentó sus cartas credenciales a Benedicto XVI el 20 de mayo de 2006), y con esta ocasión, ayer, 9 de junio, invitó a almorzar al Palazzo di Spagna a las dos docenas de informadores que cubren de forma más o menos habitual la actualidad de la Iglesia y en particular las relaciones hispano-vaticanas.

No se trataba de hacer un balance, sino de comunicar unas impresiones, y las del embajador, como es lógico, eran muy positivas. Para sentar una base indiscutible, comenzó por las obras que están renovando y restaurando el viejo y señorial palacio, pero lo sustancial son los resultados de la acción diplomática, y ahí Vázquez quiso subrayar que las relaciones de la embajada con la Santa Sede y con la Iglesia española son fluidas, cordiales, basadas en la mutua confianza y con la voluntad de ambas partes de resolver las cuestiones pendientes.

Así se ha hecho en estos tres años en temas como el nuevo sistema de financiación de la Iglesia, el estatuto de los profesores de Religión, etc. Y así se hará en la anunciada reforma de la Ley sobre Libertad Religiosa, de la que -dijo- aún no existe ni siquiera un borrador, pero que el Gobierno entiende que debe reformar para responder a las exigencias de todas las religiones que conviven en España y ante las que el Estado debe ser exquisitamente neutral, sin conceder privilegios. “Va a ser -aseguró- una ley de consenso que necesitará además de una mayoría cualificada para ser aprobada en las Cortes”.

Católico, socialista y contra el aborto

paco-vazquezSobre la cuestión del aborto, el embajador Vázquez comenzó con una afirmación muy personal: “Yo estoy a favor del derecho a la vida y contra el aborto. Ésa ha sido mi trayectoria a lo largo de todos mis años de vida política. Y no estoy contra el aborto sólo como católico, sino también como hombre de izquierdas, porque yo creo que la ideología progresista es proteger a los débiles, dar asistencia a los que más lo necesitan, y el feto que está dentro del seno de la madre responde a esas características. Por eso comparto la posición del presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, que vetó una propuesta del Congreso para liberalizar el aborto en su país y lo hizo siendo ateo y de izquierdas”.

“La reforma de la ley del aborto -añadió- nace del deseo del Gobierno de actualizar una legislación que ofrece algunos puntos débiles y suplir sus defectos. Aún no se ha aprobado, estamos en una fase inicial; los católicos que somos socialistas vamos a participar en ese debate. Por otra parte, debe considerarse algo normal que la Santa Sede esté preocupada por la revisión de una ley que afecta al derecho a la vida y sea contraria a ésta y a otras leyes sobre el aborto, porque ésa es la posición permanente de la Iglesia”.

Cañizares, ayuda fundamental

Volviendo al tema de las relaciones España-Santa Sede, el embajador Vázquez  manifestó que la presencia del cardenal Cañizares en la Curia romana no sólo no puede considerarse un obstáculo para las mismas, sino, por el contrario una ayuda fundamental, porque es un gran negociador y conoce muy bien la realidad de nuestro país: “Es un elemento esencial en el diálogo entre ambas partes”, acotó.

También destacó el buen hacer del nuncio en Madrid, monseñor Manuel Monteiro de Castro, que contribuyó al éxito de la visita a España en febrero del secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, a la que embajada española dio toda la importancia que se merecía. “No podía ser considerada -subrayó- como una visita para dar una conferencia en un momento en que era necesario acercar posiciones y limar tensiones”.

El embajador Vázquez, gallego y ex alcalde de La Coruña durante 23 años, reconoció que está trabajando para que el Papa visite Santiago de Compostela en 2010 con motivo del Año Santo. “Si lo consiguiera -dijo-, Benedicto XVI habrá visitado tres veces España, algo irrepetible, ya que estuvo en Valencia para el V Encuentro Mundial de las Familias en 2006 y volverá a España en el 2011 para la Jornada Mundial de la Juventud”.

Actualizado
10/06/2009
Compartir