Cataluña reconoce la labor social de los religiosos

Un informe recoge su vida de servicio a la sociedad sin pedir ningún tipo de compensación

religiosos-cataluna(Jordi Listerri– Barcelona) Al servicio de servir es el título del informe que recoge la labor social que realizan en Cataluña los institutos religiosos y las sociedades de vida apostólica. Retrata cómo contribuyen a la mejora de la vida de los ciudadanos, sin pedir nada a cambio y sin recibir ninguna compensación material en ámbitos tan variados como la inmigración, la tercera edad, la salud, la beneficencia, la reinserción social, los reclusos o la dinamización del voluntariado. Es un encargo de la Dirección General de Asuntos Religiosos de la Generalitat realizado con la colaboración de la Unión de Religiosos de Cataluña (URC), y que fue presentado este mes en Barcelona. 

religiosos-cataluna-2El resultado contabiliza 776 servicios ofrecidos gratuitamente por religiosos y religiosas, que se concretan en 1.139 actividades. En el detalle los clasifica en 18 tipos de actividades diferentes, en las que, por este orden, sobresalen la recogida y distribución de alimentos y ropa (10%), formación (9%), las clases de lengua y alfabetización o la atención residencial y hospitalaria (7%). La lista continúa con otras, como la atención en domicilios, el fomento del voluntariado, la acogida temporal, la inserción laboral, el refuerzo escolar, las viviendas tuteladas, los comedores sociales, el asesoramiento legal o la escucha activa. Los datos geográficos detallan que la mayoría se concentra en zonas urbanas. Pero sólo en seis de las 41 comarcas de Cataluña no hay ningún servicio estable realizado de forma altruista por los religiosos. También certifican que la mayoría se ofrecen sin distinción de género o edad. 

religiosos-cataluna-3El informe recoge los datos de todas las instituciones y congregaciones presentes en Cataluña, pero en las conclusiones, el estudio también reflexiona sobre lo que no puede contabilizar estadísticamente. Así, constata “la pasión que genera una opción vital en esta clase de personas que han decidido dedicarle, to- talmente o en parte, su existencia”. En este sentido, el director del estudio, el catedrático de Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona, Joan Estruch, afirmó en la presentación que “si hay globalmente un colectivo del cual se puede afirmar que se tomó seriamente el Concilio Vaticano II, es el de los religiosos”. Las conclusiones abren interrogantes para otros estudios, como la insuficiencia de los servicios sociales que, teóricamente, garantiza el Estado, y se pregunta en qué medida “los religiosos sustituyen en determinadas ocasiones a la Administración Pública”.

Conocer para valorar

religiosos-cataluna-4La presentación se realizó con toda solemnidad en el Palacio de la Generalitat de Cataluña, presidido por el vicepresidente Josep-Lluís Carod-Rovira. El vicepresidente presentó el acto como “un reconocimiento oficial por parte del Gobierno de esta labor tan valiosa que realizáis”, y afirmó que el estudio “nos permite conocer para valorar, y conocer para apreciar una labor a menudo ignorada” En iguales términos  se expresaron la consejera de Bienestar Social, Carme Capdevila, y la directora de Asuntos Religiosos, Montserrat Coll

religiosos-cataluna-5Acompañado de varios obispos catalanes y del arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, también intervino el cardenal Lluís Martínez Sistach. El arzobispo de Barcelona destacó que el informe manifiesta que, con sus actuaciones, los religiosos, “entregados radi- calmente a Dios, hacen de su vida un servicio a los hermanos porque entienden y viven las palabras de Jesús de que todo lo que hacemos a una persona por pequeña y pobre que sea, a Él se lo hacemos. Quien de verdad ama a Dios, no puede no amar a los hermanos”. Y se preguntó: “¿Qué serían nuestras ciudades y pueblos sin esta presencia y actividad en la multiplicidad de campos que inciden en la vida de las personas desde su nacimiento hasta la muerte?: serían ciudades y pueblos empobrecidos”.

religiosos-cataluna-6Esta presencia queda recogida a través de la enumeración del trabajo social que realizan desde la institución con más miembros, los jesuitas, a la menor. O de las que tienen más presencia publica, como las vedrunas, a las de clausura, como las Adoratrices Perpetuas del Santísimo Sacramento. El Centro de Investigaciones en Sociología de la Religión de la Universidad Autónoma de Barcelona ha recogido los datos de forma presencial, por teléfono y correo electrónico, y los ha sistematizado para facilitar futuros estudios. Se contabiliza también el total de religiosos y religiosas presentes en Cataluña. Son un 172 institutos de vida religiosa, 19 de los cuales cuentan con más de cien miembros. En total son 7.056 personas, el 80% de ellas, mujeres. La mitad de los servicios en los que colaboran pertenecen a la congregación y una cuarta parte participa en otras iniciativas promovidas por la Iglesia católica, principalmente a través de parroquias y de Cáritas. A su vez, se han registrado las tareas que, de forma voluntaria e individual realizan los miembros de las distintas congregaciones.

Los resultados del estudio son más relevantes si se tiene en cuenta que no contabiliza la labor misionera de los religiosos catalanes, ni la que se realiza percibiendo un salario. Tampoco se contemplan las actividades propiamente pastorales, como la catequesis, el acompañamiento espiritual o la oración. Tareas posiblemente mucho más difíciles de reflejar con la estadística… 

En el nº 2.653 de Vida Nueva.

Entrevista relacionada:

Actualizado
20/03/2009
Compartir