obispos
Un obispo de espaldas ajustándose la mitra

La Iglesia australiana pide al Gobierno un esfuerzo para aumentar el salario mínimo


“Me llamo Cristian, tengo 38 años y soy el obispo católico más joven del mundo”

El obispo Arizmendi sobrevive “milagrosamente” a un tiroteo