Sigue el encuentro desde esta misma web el miércoles 25 de Noviembre a las 18:00h (España). Recarga la página si no lo ves.

DCM
Portada DCM diciembre 2018

El gusto

Hemos pensado que en estas fiestas navideñas nos vamos a dedicar, a través de este segundo número de la serie de los cinco sentidos, al gusto, a la cocina, al comer juntos, al compartir y a la armonía. Ed Enzo Bianchi, famoso cocinero y fundador de una nueva comunidad monástica, gran intelectual y erudito, nos ha regalado una preciosa receta navideña.

Entre los cinco sentidos, a simple vista, el gusto puede parecer el más simple, el más material, en cierto modo el más tosco, pero la lectura de los textos que hemos escogido da testimonio de todo lo contrario. Y no solo por la tradición cristiana, sino también por la judía y la islámica. La complejidad y la riqueza del tema de los sentidos es puesta de relieve por Bianchi: “Todos nuestros conocimientos se desarrollan a partir de los sentidos, desde los más elementales a los más refinados. ‘Sentimos’ a través de los sentidos, pero una enorme carga simbólica se inserta en el ejercicio de los sentidos”.

La cocina significa entrar en una relación directa con los productos de la naturaleza, requiere un conocimiento de los colores, sabores y fragancias que luego se procesan y se transforman siguiendo a menudo complejos y antiguos códigos culturales. Tradiciones que nos remiten al pasado de un pueblo o de una tierra, a sus creencias religiosas que transforman los alimentos en símbolos de pureza e impureza, de fiesta y penitencia, que marcan el tiempo sacralizando el paso de las estaciones. A esta riqueza ligada a códigos culturales compartidos, se añade la experiencia humana ligada a la comida, a la degustación conjunta, a la oferta de comer, a la donación de alimentos, signo de vida y solidaridad, de momentos compartidos de celebración, de pacificación, de amor.

Las experiencias humanas relatadas por Stefania Giannotti o encontradas en el cine por Catherine Aubin, se transforman en complejas tradiciones culturales transmitidas, como signo de identidad, de una generación a otra generación, tal y como narran Margherita Pelaja, Anna Foa y Arianna Tondi. Hoy en día el sabor también es engañado por falsos mitos, como el del kilómetro cero” explicado por Carlo Triarico, quien identifica la distancia excesiva entre el agricultor y el consumidor como uno de los males de nuestro tiempo.

Cada vez que decimos “degustar” queremos decir mucho más, porque degustar significa también discernir a través de la experiencia, comprender con la implicación de nosotros mismos, y por lo tanto la cocina allana el camino para la experiencia espiritual, para el ‘gusto’ de Dios. 

Descargar suplemento completo (PDF)