¿Qué imagen de la realidad nos dejan las películas de los Oscar?


Compartir

El cine, como siempre ocurre con los medios o el arte, es un reflejo de la realidad. Por eso, podemos preguntarnos qué realidad es la que muestran las películas que se han hecho en 2019. Hasta la gala de los Oscar 2020 han llegado 8 películas a la máxima distinción de mejor largometraje. Películas todas ellas diferentes entre sí con una fuerte carga de nostalgia o reflexión sobre los recovecos de la persona o los dinamismos más complejos y llenos de matices de la sociedad. Solo contemplar la ganadora –la surcoreana ‘Parásitos’– ya nos da buena cuenta del reflejo social del cine.



Más allá del remordimiento

Martin Scorsese ha llegado a los Oscars con la película de gánsteres ‘El irlandés’. Una película sobre el tiempo y la mortalidad, la amistad y la traición, el remordimiento y el arrepentimiento del pasado sobre la que pudo hablar con el papa Francisco. Una de las escenas es una larga y profunda confesión para mostrar todo el drama interior de remordimiento y arrepentimiento.

El propio directos habla del sacramento diciendo que “es un examen auténtico de quién eres, de todas tus dudas, miedos y transgresiones, y el mismo acto de confesión abre la puerta para intentarlo de nuevo, para tener otra oportunidad. Aunque no consigas la absolución, aún así has abierto la puerta”.

Demasiado tarde

Sam Mendes ha dirigido la película bélica ‘1917’, inspirada por los recuerdos de un abuelo que formó parte de la Operación Alberich en la I Guerra Mundial. Narra las dificultades de dos soldados para hacer llegar un mensaje a otro batallón. Trincheras vacías, terrenos devastados, combates aéreos demasiado cercanos… se topan en la misión de evitar que el batallón al que se dirigen entre en combate. Demasiado tarde.

100 años después de la Gran Guerra, puede que Europa esté llegando de nuevo tarde a la construcción de su identidad humanista y acogedora. Un siglo después están resuenan cerca los tambores de guerra desde el África mediterráneo u Oriente Próximo. Llegando tarde y no aprendiendo del camino.

Los antihéroes

Que el Joker protagonice ahora su película puede ser una puerta abierta a la reflexión del triunfo sobre los antihéroes. Las circunstancias sociales y laborales de donde surge este payado de la ciudad de Batman sirven de trasfondo para entender la personalidad compleja y atormentada de este criminal que encarna el nihilismo más exacerbado. La risa de un neurótico ha eclipsado como protagonista al héroe murciélago.

A la cara b de la sociedad va también ‘Parásitos’, una película de Corea del Sur que se ha colado en este palmarés. Narra la historia de una familia que vive en un sótano tratando de vivir de cualquier manera. El sustento familiar va a recaer en el hijo mayor cuando empieza a dar clases particulares a una familia rica. Como un asiático ‘Arriba y abajo’ o un ‘Downton Abbey’ contemporáneo las familias se dan cuenta de que, más allá de las riquezas, las familias sientes muchas cosas similares. Más de las que parece a simple vista.

La nostalgia

Quentin Tarantino llega a las nominaciones con ‘Érase una vez… en Hollywood’ con un recuerdo para las películas del Oeste, la decadencia de las estrellas y una de las sectas más famosas de las últimas décadas: la “Familia Manson”. Narrando una realidad paralela del crimen que acabó con el líder en la cárcel condenado a cadena perpetua, en el fondo la película mezcla la nostalgia con las alegrías y miserias de la fama y el éxito.

Una sociedad en la que abrirse paso y sin dinero es la que se recoge en la nueva versión de ‘Mujercitas’, esta vez dirigida por Greta Gerwig. Alterando el orden lineal de la historia clásica, las penurias de una familia humilde durante la guerra americana dejan ver el optimismo creado en torno a los seres queridos, muestra un feminismo luchador sin ser agobiante con el espectador y una vivencia serena de los principios de caridad y misericordia en una sociedad en la que la fe no era cuestión de mero postureo.

Reírse del mal

Una comedia negra se ha colado en las nominaciones a la mejor película: Jojo Rabbit. Situada en la Alemania de Hitler, los ojos de un niño retratan lo que allí se está viviendo. En la realidad irá descubriendo lo que la propaganda y el discurso de los nazis ocultan. Entre otras cosas porque conoce a Elsa Korr, una joven judía que había sido amiga de su hermana.

Completan las nominaciones ‘Le Mans 66’, que en el resto del mundo se llama ‘Ford v Ferrari’, en torno a la prueba automovilística de las 24 horas de Le Mans del año 1966 e ‘Historia de un matrimonio’. Se podría pensar que esta última tendría que ser ‘historia de un divorcio’ ya que en la película un director de teatro y su mujer, que es actriz, luchan por superar precisamente un divorcio. La situación límite hará que saquen todo lo que llevan dentro como personas y como creadores. La superación de las diferencias encuentran en el hijo pequeño la mejor motivación.

¿Es esta la realidad social en la que el mundo está inmerso? Puede que el reflejo no esté tan desajustado a fin de cuentas.