José Beltrán, director de Vida Nueva y bloguero Notas al pie
Director de Vida Nueva

El obispo exiliado, en Doctrina de la fe


Compartir

VIERNES 13. Lección de historia. Sin esperarla. “El nacionalcatolicismo no nace con Franco”. Simplemente lo hereda. Siglos. Nos siguen mirando como tal. Sociedad que cosifica. Pero no nos hemos resituado ante el nuevo escenario. Lección de cambio epocal. “¿Hay realidades fundamentales prepolíticas sobre la comprensión de lo humano, el sentido de la verdad y el concepto de justicia?”. Un almax para digerir poco a poco y no tragar sin más para el siguiente atracón estomacal.

SÁBADO 14.  “La eficacia evangélica va por otro lado”. Enmárquese.

DOMINGO 15. El hijo pródigo. Leído de arriba abajo tantas veces. Integrado en tantas oraciones. Bajo el brazo en retiros y ejercicios. Escuchado en tantas homilías. Pero nunca encarnado como hoy. Nunca. Y casi llego tarde al abrazo. En realidad, llego tarde, pero alcanzo a la fiesta posterior. La de las sonrisas compartidas. Creo en el Dios de la reconciliación. Más que nunca. O más cerca que nunca.

LUNES 16. Oteo varias mesas redondas del Encuentro de Sant’Egidio. Cada vez que algún ponente habla en italiano, desaparecen los auriculares de la traducción simultánea. Constato una realidad. El lleno total de la tarde anterior en el Palacio de Congresos de Madrid no se correspondía con un despertar eclesial patrio. Es más, ya contabilicé con los dedos de una mano los obispos españoles presentes. Incluidos los auxiliares de la capital. Solo uno más. Periférico. Hoy, poca respuesta. Claro, es lunes. Día de descanso para muchos. También para la paz. Iglesia durmiente. A por uvas.

MARTES 17. Impactado por la ceremonia final de Sant’Egidio. En realidad, abrumado por la respuesta. Por el lleno en el Palacio de Congresos. Por la convocatoria en cada una de las mesas. Por traer a tantos que tienen tanto que decir. A tantos que han hecho tanto. Por las bienaventuranzas de Osoro. Por orar juntos al Príncipe de la Paz bajo la amenaza de una tormenta que, en el último momento se frena.

MIÉRCOLES 18. Ya está en Roma. Después de la lapidación eclesial pública. Del destierro espiritual. Del exilio pastoral. De la incertidumbre. Destino final: Doctrina de la Fe. Fuera del foco y de los focos. Volver a empezar. Guión de película. De Oscar.

Lea más: