Autores

Nacho Fresno

Mi paisaje eucarístico, ¿sepultado por el volcán?

Poco, o nada, se puede añadir al drama sin paliativos que estamos viviendo en La Palma por este terrible volcán que, aún sin nombre, no ha hecho otra cosa más que sembrar dolor y desasosiego. Sembrar dolor