.


Isabel Celaá responde a los obispos: “El tratamiento del Gobierno a la concertada no ha cambiado”

La ministra de Educación ha respondido a las afirmaciones del cardenal Blázquez, en las que asegura que los prelados están “perplejos” ante determinadas opiniones políticas

La ministra de Educación, Isabel Celaá

Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, ha subrayado hoy, 18 de noviembre, que el Gobierno “no ha cambiado para nada el tratamiento con la red concertada”. La ministra, que ya aclaraba el pasado viernes tras el Consejo de Ministros sus palabras acerca de la educación concertada y el derecho de los padres a elegir centro de estudios para sus hijos, ha vuelto a pronunciarse después de que esta mañana el cardenal y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, señalase, tal como recoge Europa Press, que los obispos se han quedado “perplejos” y les han causado “sobresaltos” algunas opiniones políticas de los últimos días.

Así, durante su encuentro con los estudiantes premiados en las Olimpiadas Científicas, Celaá ha dicho que la postura del Gobierno “para nada ha cambiado el tratamiento con la red concertada” y, “por tanto, si hay alguien interesado en cambiar ese tratamiento, que lo diga, y que diga por qué porque nosotros no tenemos ningún otro tratamiento más que el que estamos llevando hasta la fecha y con respeto”.

De la misma manera, la ministra ha apuntado que “no se debe olvidar” que la educación es un derecho fundamental que implica la obligación correlativa de los poderes públicos para prestarlo. Pero también que, actualmente, este servicio se presta a más de cinco millones de alumnos y alumnas en todo el territorio español, con unos profesionales de calidad.

Un “derecho legal”

Por su parte, Ricardo Blázquez ha señalado en su discurso de apertura de la CXIV Asamblea Plenaria de la CEE que “en los últimos días personas con responsabilidades políticas han emitido opiniones sobre nuestra situación; unas claras que tranquilizan, otras bastante oscuras que dejan perplejidad y otras de carácter reivindicativo que crean sobresaltos”.

Unas palabras que, para Celaá, hacían referencia a su intervención en la XV Asamblea de Escuelas Católicas, donde dijo que “de ninguna manera se puede decir que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza”. Sin embargo, la ministra matizó el viernes que la libertad de los padres de elegir centro educativo no es un derecho que emane de la Constitución, sino que se trata de un “derecho legal” que forma parte de la legislación de la programación de la enseñanza.

Noticias relacionadas
Compartir