.


La CLAR tras la audiencia con Francisco: “Lo sentimos hermano, pastor que acompaña y conoce bien a su pueblo”

  • Los representantes de la Vida Consagrada de América Latina comparten su experiencia de “encuentro” con el Papa
  • “Lo vimos abrazar ‘nuestra hora’, sintonizar lúcida y solidariamente con la situación del Continente”

“Acogimos en nombre de todas las religiosas y religiosos del Continente la gracia que supuso encontrarnos con el papa Francisco”. Con estas palabras la presidencia de la CLAR ha manifestado el profundo significado de la audiencia del 14 de noviembre con Bergoglio, encuentro que han calificado como “profundamente fraterno” de cara al “contenido del diálogo, la realidad, la nuestra, la de nuestro pueblo”.

Sintonía y solidaridad con América Latina

“Lo vimos abrazar ‘nuestra hora’, sintonizar lúcida y solidariamente con la situación del Continente”, ha subrayado el organismo que articula a la vida consagrada de América Latina y el Caribe, añadiendo que Francisco “nos invitó a hacer lectura crítica” de la realidad.

Particularmente, la Presidencia de la CLAR destaca el ambiente de cercanía en el que se desarrolló el encuentro: “lo sentimos hermano, pastor que acompaña y conoce bien a su pueblo“, señalando en su comunicado que en el diálogo se abordó el flagelo de la trata de personas, ante lo cual el obispo de Roma invita a la vida consagrada a “acompañar de manera especial a la mujer que avocada a migrar” y “expuesta a quienes desean hacer de ella un objeto”.

Presentación del Horizonte Inspirador

La audiencia también fue un espacio propicio para presentar a Francisco el Horizonte Inspirador de la CLAR para el actual trienio. A al luz de esta especie de ‘hoja de ruta’, los jóvenes y los ancianos hicieron parte del “diálogo profundo” que tuvieron los miembros de la Presidencia con el Papa, particularmente cuando se refirieron a lo que “él llama los cuatro pilares de la formación: vida espiritual, intelectual, comunitaria y apostólica”. “Nos invitó a no desfallecer en el cuidado de los procesos formativos y a no caer en la tentación de la rigidez“, han comentado los religiosos y religiosas.

Asimismo, Francisco pidió “cuidar de nuestros ancianos, darles el lugar que les corresponde en la vida, la formación y la resignificación de nuestras congregaciones”.

Al concluir el encuentro, la Presidencia de la CLAR manifestó a Francisco su agradecimiento por “sus gestos, su testimonio, su magisterio”, que es “inspiración e impulso en el caminar”. Por supuesto, le aseguraron su oración, sumándose con alegría “a su opción por una Iglesia sinodal y en salida“.

Foto: CLAR

Noticias relacionadas
Compartir