.


Los misioneros españoles y los cristianos perseguidos, protagonistas de los premios Herrera Oria de Periodismo

El programa ‘Misioneros por el mundo’ y el periodista Francisco Carrión recoge ex aequo el galardón de la Asociación Católica de Periodistas

Los periodista de TRECE, Irene Pozo y Asell Sánchez

La Fundación Cultural Ángel Herrera Oria, obra de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), ha entregado esta mañana el II Premio de Periodismo Ángel Herrera Oria, ex aequo, al programa ‘Misioneros por el Mundo’ de TRECE y al corresponsal en Oriente Próximo del diario El Mundo, Francisco Carrión Molina, por sus piezas informativas sobre la situación de los cristianos en Egipto, Siria y Libia.

Asimismo, concedió un accésit al periodista de la revista Ecclesia, Carlos González García, por su serie de reportajes sobre los cuidados paliativos, la pastoral penitenciaria y el acompañamiento sacerdotal.

El Evangelio como equipaje

Tras ocho años en antena y más de 60.000 kilómetros a sus espaldas, Misioneros por el Mundo recibió este galardón, un programa realizado mano a mano con Obras Misionales Pontificias. Irene Pozo, como responsable del área religiosa de TRECE, agradeció a OMP su colaboración: “Sin ellos no podríamos acercarnos a la realidad que lo hacemos y de la manera que lo hacemos. Los misioneros son personas que decidieron dejarlo todo y coger como único equipaje el Evangelio”.

Junto a ella, el reportero del programa Asell Sánchez, que parte el próximo lunes para grabar una nueva edición del programa, subrayó que “tenemos que estar orgullosos de ellos, porque hacen marca España, la grandeza que llevan dentro”.

Entre la espada y la pared

Carrión dedicó su galardón a “las comunidades cristianas de Oriente Próximo y todos los que luchan por ellos en territorio hostil”.  “Los cristianos allí viven entre la espada y la pared, la espada de los extremistas y la pared de los regímenes autocráticos”, denunció el corresponsal de El Mundo.

El periodista del diario “El Mundo”, Francisco Carrión

El periodista del diario El Mundo, Francisco Carrión

“Si soy algo es gracias a la bondad y el corazón bueno de mi madre. También doy gracias a Dios, porque es el amor de mi vida”, expresó colaborador de Ecclesia sobre el reconocimiento recibido. A la vez, destacó cómo entiende su labor periodística como “servicio a lo más importante del mundo que son los que más lo necesitan, los desheredados de la tierra”.

La vocación periodística

El presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Alfonso Bullón de Mendoza, detalló cómo el premio está “destinado a reconocer el papel de los profesionales de los medios de comunicación dentro de la Doctrina Social de la Iglesia”. En este sentido, ensalzó la profunda vocación periodística del cardenal Herrera Oria, primer presidente de la ACdP, al frente del diario El Debate.

El colaborador de "Ecclesia", Carlos González García

El colaborador de Ecclesia, Carlos González García

Como presidente del jurado, José María Legorburu, decano de la Facultad de Humanidades de la CEU San Pablo apreció cómo este galardón busca reconocer “un periodismo de calidad, comprometido con la, desapasionado y garante de la democracia y del bien común”.

Amenazas al periodismo

“El periodismo no se encuentra hoy en su mejor momento, en parte por la crisis de las empresas informativas por el auge digital, las presiones políticas y el auge de las ‘fake news’”, lamentó al analizar el escenario comunicativo actual. Frente a ello, ensalzó la figura de Herrera Oria en tanto que concibió “la libertad de prensa era la primera de todas. No utilizó el periódico como propaganda, sino como un servicio al bien común y a la Iglesia. Propició un periodismo de calidad”.

Este premio periodístico está dotado con 3.000 euros y una placa acreditativa para cada uno de los autores, así como con una placa acreditativa para el medio de comunicación en que se ha publicado el trabajo galardonado, según ha informado ACdP en un comunicado. En su primera edición, el periodista de la revista Vida Nueva, Miguel Ángel Malavia, fue reconocido por un conjunto de reportajes sobre el papel de la Iglesia ante el fenómeno migratorio.

Noticias relacionadas
Compartir