Un nuevo sacerdote asesinado en Bangui

Al menos 16 personas, entre ellas un policía, un sacerdote y un niño, fueron asesinadas ayer en Bangui durante los enfrentamientos entre un grupo armado y las fuerzas de seguridad, en el nuevo ciclo de violencia que está viviendo la capital de la República Centroafricana según ha informado la cadena francófona TV5.

La jornada sangrienta se inició a las 11:30 h. de la mañana con una serie de tiroteos en uno de los barrios musulmanes –el PK0–, que se prolongaron hasta última hora de la tarde, entre la policía y la guerrilla. Además de los 16 muertos, los enfrentamientos han dejado 96 personas heridas más. Tras el arresto de uno de los guerrilleros de ‘Force’, la milicia respondió con un ataque a la iglesia de Fátima, en el distrito PK5 de Bangui, durante una de sus celebraciones religiosas lo que provocó la muerte del sacerdote Albert Tougoumale-Baba.

También dos personas fueron linchadas en Lakounga por ser sospechosas de ser musulmanes, según fuentes médica. Una mezquita fue incendiada por los manifestantes.

Anglicanos y católicos siguen dando pasos hacia la unidad

Un grupo de teólogos anglicanos y católicos se ha reunido, de manera “informal” pero con fuerte respaldo institucional, para considerar “la difícil cuestión de las ordenaciones entre los anglicanos”, según la agencia de noticias de la iglesia de Inglaterra ACNS.

Este grupo, llamado de “Conversaciones de Malinas”, fue establecido originalmente a principios de la década de 1920 por el cardenal Désiré-Joseph Mercier, arzobispo católico Malines-Bruselas, para tratas la cuestión 24 años después de que León XIII declarase que las ordenaciones de diáconos, sacerdotes y obispos anglicanos eran “absolutamente nulas y totalmente nulas”.

Desde entonces, el grupo aspira a una restauración de la comunión entre anglicanos y católicos romanos con la frase “Iglesia Anglicana unida, pero no absorbida”. En 2013, con la bendición del Palacio de Lambeth y del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, un grupo de teólogos anglicanos y católicos comenzaron a reunirse una vez más para “explorar asuntos que el diálogo teológico oficial no tiene el mandato de hacer”.

La Casa de retiros San Alfonso en Long Branch, Nueva Jersey, ha acogido la nueva reunión. En su comunicado final, señalan que “esta sexta reunión desarrolló cada una de estas áreas [de la sacramentalidad] con mayor profundidad como recursos para la teología ecuménica, y continuó enfocando la cuestión del sacramento del orden”. El Grupo continuará su trabajo cuando se reúnan en la ciudad británica de York la próxima primavera.

Los obispos de Nicaragua buscan la democratización del país

Como señala ‘La prensa’ de Nicaragua, el obispo de Matagalpa, Rolando José Álvarez Lagos, durante las celebraciones san José Obrero en El Tuma, señaló que la situación del país “es bien complicada y compleja”. “Ustedes saben que los obispos de Nicaragua hemos entrado en un camino fatigoso, un camino en el que hay muchas espinas, muchos escombros, hay muchos riesgos y muchos peligros, porque la situación de Nicaragua es bien complicada y compleja”, señaló Álvarez durante la homilía.

A la espera de una fecha para el comenzar la mediación, el prelado señaló que en el diálogo deben participar “los más amplios sectores representativos de la población nicaragüense, y cada uno tiene su planteamiento, su enfoque, su punto de vista. Es muchas veces difícil para nosotros poder estar en el centro y buscar cómo consensuar, conciliar, ser puente, canal de comunicación entre unos y otros, para poder ir encontrando una ruta que nos lleve a todos”.

Álvarez será uno de los obispos que estarían como mediadores y testigos en el diálogo del que dijo serviría “no para ir a pelear sino para ir a platicar sobre principalmente los problemas más importantes de nuestra Nicaragua: la democratización de nuestro país, la institucionalidad de nuestro país, es decir donde los poderes del Estado realmente sean independientes, conformados con personas honorables y notables, que le garanticen al pueblo vivir y trabajar en paz, en libertad, dignamente”.

Anunció que el día en que comience el eventual diálogo, en todas las parroquias de la diócesis se rezarán mil avemarías porque “la Virgen Santísima es la vencedora del ‘fiero dragón’. Entonces la Virgencita es la que nos ampara con su manto para que las flechas incendiarias del enemigo, del maligno, no nos puedan hacer daño”.

Noticias relacionadas
Actualizado
02/05/2018
Compartir