Jornada de diálogo sobre agricultura familiar

Pequeños productores, instituciones de promoción y miembros de pastoral social que trabajan en el área rural, participaron de una jornada de diálogo, en la sede del episcopado.

Días atrás se realizó por invitación de la Comisión Nacional de Justicia y Paz (CNJP), una Jornada de Diálogo sobre la agricultura familiar. Participaron alrededor de quince organizaciones de pequeños productores de distintas provincias, junto a instituciones de promoción que trabajan en ámbitos rurales, y la pastoral social de algunas diócesis. Por la CNJP estuvo presente su presidente, Emilio Inzaurraga y otros integrantes del equipo que trabaja estos temas.

Jorge Lozano, Arzobispo de San Juan y miembro de la pastoral social, hizo una reflexión sobre lo que implica reconocer y acompañar a quien padece dificultades propias de este oficio. También brindó su tiempo, Marcelo Colombo, obispo de La Rioja y vicepresidente segundo de la Conferencia Episcopal Argentina, quien saludó a los participantes y los alentó a continuar trabajando en un diálogo constructivo y propositivo.

Durante la primera parte de reunión, se analizó no solo la situación de las familias rurales sino también de muchas organizaciones que trabajan en esta área. Fue importante reconocer las fortalezas y dificultades que enfrenta cotidianamente el sector, para poder desde las propuestas, superar los inconvenientes que todos padecen.

Luego de analizar los aportes de la agricultura familiar y los problemas que soporta, se enumeraron medidas con el fin de impulsar el fortalecimiento y desarrollo de estos emprendimientos. Por tal motivo se emitió una declaración que se enviará a las autoridades gubernamentales, actores de la sociedad civil y funcionarios del sector.

El pronunciamiento

Como aportes de la agricultura familia, se reconoce el respeto y la preservación del ambiente, la generación de trabajo y el arraigo de las familias, la utilización de los insumos locales y su preservación, entre otros.

En el pronunciamiento también se destacan algunos reclamos:

  • Facilitar el acceso a la tierra, la defensa de la posesión de familias campesinas amenazadas por desalojos; promover el arraigo; respetar y asegurar los territorios de los Pueblos Originarios.
  • Reactivar los espacios de diálogo de los organismos gubernamentales con las organizaciones de la agricultura familiar.
  • Reglamentar la ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar y dotar de presupuesto suficiente a los órganos de aplicación y promoción.
  • Apoyar la producción familiar de alimentos, adecuar la legislación para facilitar su comercialización, orientar apoyos técnicos a las necesidades de los pequeños productores, facilitar el acceso a programas de promoción y crédito.
  • Impulsar políticas anti monopólicas; de defensa de las semillas criollas y nativas; un sistema tributario progresivo que incluya y promueva la agricultura familiar teniendo especialmente en cuenta el caso de las cooperativas y mutuales de productores.
  • Activar e incentivar el Registro de Agricultores Familiares con participación de las organizaciones campesinas.

En la segunda parte de la jornada se dialogó extensa y abiertamente sobre las inquietudes existentes. Estuvieron presentes en este momento del encuentro, el Señor Secretario de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial de la Nación, Dr. Santiago Hardie, y el Director Nacional de Fortalecimiento Institucional y Apoyo a la Agricultura Familiar Señor Julio Currás.

La Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial de la Nación se comprometió a convocar para la segunda quincena de febrero próximo a una nueva Jornada para dar continuidad al diálogo y analizar alternativas.

Actualizado
27/12/2017
Compartir