Obispos de Estados Unidos lamentaron el retiro del presidente Trump del Acuerdo de París

En dos comunicados emitidos ayer, la Conferencia Episcopal de Estados Unidos (USCCB), lamentó la decisión del presidente Donald J. Trump, quien anunció que esa nación no va a cumplir con el Acuerdo de París sobre el cambio climático. En uno de los comunicados, los obispos estadounidenses refirieron que su país y China, los dos mayores emisores de carbono, y otras 195 naciones, firmaron el Acuerdo que fue ratificado en noviembre de 2016.

Explicaron que el Acuerdo de París establece que los países deben reducir sus emisiones de dióxido de carbono con el fin de mantener la temperatura global por debajo de dos grados Celsius en relación con los niveles preindustriales.

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos destacó que en las últimas semanas han instado –junto con el presidente de Catholic Relief Services (CRS)- al secretario de Estado, Rex Tillerson y al asesor de Seguridad Nacional del Tesoro, HR McMaster, a apoyar el liderazgo internacional de Estados Unidos sobre el cambio climático.

Al respecto, el Obispo de Las Cruces y Presidente del Comité Internacional de la USCCB sobre Justicia y Paz, Oscar Cantú, enfatizó en la importancia de “honrar el Acuerdo de París con el fin de mitigar los peores efectos del cambio climático en nuestro planeta”.

El Obispo Cantú detalló que “nuestra Conferencia de Obispos ha promovido enérgicamente la enseñanza de nuestro Santo Padre Francisco, en el cuidado de nuestro hogar común en la Encíclica del Santo Padre, Laudato si’. Agregó que esperan que Estados Unidos cumpla con el compromiso que hizo en el Acuerdo de París, a fin de “proteger a nuestra gente y nuestro planeta”.

El también Presidente del Comité de Obispos para la Justicia y Paz Internacional, señaló que el Acuerdo de París no es el único mecanismo posible para abordar la mitigación global del carbono, pero “la falta de una alternativa viable actual es una preocupación seria”.

El Obispo estadounidense advirtió que “la USCCB, junto con el papa Francisco y toda la Iglesia católica, han considerado al Acuerdo de París como un mecanismo internacional importante para promover el cuidado del medio ambiente y fomentar la mitigación del cambio climático. La decisión del Presidente de no cumplir el compromiso de Estados Unidos con el Acuerdo de París es muy preocupante”.

El sacerdote Cantú recordó que “las Escrituras afirman el valor del cuidado de la creación y el cuidado de uno al otro en la solidaridad. El Acuerdo de París es un acuerdo internacional que promueve estos valores. La decisión del presidente Trump perjudicaría a la población de Estados Unidos y del mundo, especialmente a los más vulnerables y las comunidades más pobres. Los impactos del cambio climático ya se están experimentando en el aumento del nivel del mar, se derriten glaciares, la intensificación de tormentas y sequías más frecuentes”.

El obispo dijo que espera que el presidente Trump proponga medidas concretas para abordar el cambio climático global y promover el cuidado del medio ambiente.

Actualizado
03/06/2017
Compartir