Especialización, el gran desafío de los docentes de religión

RCSA: Sólo siendo conscientes de su misión pueden responder al gran desafío que tiene la educación católica en el mundo, como lo ha señalado el papa Francisco

El papa Francisco ha subrayado que la “educación católica es uno de los desafíos más importantes de la Iglesia, dedicada hoy a realizar la nueva evangelización en un contexto histórico y cultural en constante transformación”.

Es por ello que los profesores de formación católica requieren estar en constante capacitación y especialización, “ya que ellos favorecerán en el alumno un encuentro y experiencia personal del amor de Cristo a través del acercamiento y conocimiento sólido y vivo de la doctrina católica, ofreciendo principios, respondiendo inquietudes y suscitando una respuesta personal a Dios en la comunidad viva que es la Iglesia”.

En entrevista para Vida Nueva, Patricia Villaseñor, gerente de Pastoral Educativa de la Red de Colegios Semper Altius (RCSA), aseguró que la formación y especialización constante del docente de religión debe favorecer, en primer lugar, un conocimiento profundo de los retos y necesidades de sus alumnos, sean niños o jóvenes, así como del ambiente y situación familiar y social en el que estos viven.

De igual forma –añadió– el educador debe tener una sólida formación doctrinal y antropológica, que le permita presentar la riqueza de la fe de forma razonada, sistemática, profunda y fundamentada, y un dominio de la didáctica general y específica de la enseñanza religiosa y la catequesis para llegar a la mente, al corazón y a la voluntad de niños y jóvenes.

Pero sobre todo, consideró Patricia Villaseñor, “debe haber en los educadores de religión una renovación como discípulo misionero que le lleve a tomar conciencia de su misión, sustentada en el encuentro personal con Cristo en la comunidad viva de la Iglesia”.

Aceptar para corregir

La gerente de Pastoral Educativa de RCSA describió algunas de las deficiencias que han detectado en los educadores católicos de México, principalmente, la carencia de estudios sistemáticos y profundos de doctrina católica, pues recibieron su formación a través de cursos cortos. “Tienen licenciaturas en otras áreas del saber, pero no han continuado con la especialización necesaria para ser docentes de religión”.

Otra deficiencia –apuntó– es que carecen de herramientas pastorales y didácticas, por lo que planean e imparten sus clases de manera rutinaria, alejadas de las experiencias y necesidades reales de sus alumnos.

Dijo que también es común que transmitan la fe con una visión dogmática y moralista, “olvidando que no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva”, como dijo el papa Benedicto XVI.

“Y en ocasiones también ocurre que se echa de menos un acompañamiento cercano y paciente, a ejemplo de Jesucristo en el camino a Emaús”, agregó.

Crecimiento y renovación

Para Patricia Villaseñor, tales deficiencias pueden ser superadas por los educadores si actualizan sus conocimientos, poniendo los medios necesarios para recibir una capacitación formal que complemente la que ya tienen.

Para ello –dice– es fundamental conocer con mayor profundidad las características del alumno del siglo XXI: sus fortalezas, capacidades, necesidades y motivadores; contar con herramientas pedagógicas más acordes a la realidad de sus estudiantes; buscar espacios de diálogo y estar en contacto con otros docentes de la materia para intercambiar experiencias, recursos y herramientas, etcétera; y finalmente, contar con herramientas y recursos para lograr un acompañamiento más cercano a sus estudiantes.

Cabe mencionar que RCSA –en coordinación con las editoriales SM y PPC– impartirá la Especialización en Enseñanza Escolar de la Religión, la cual es avalada por la Universidad Pontificia de Salamanca. Inicia este 1 de octubre, y tendrá una duración de cuatro cuatrimestres.

“Esta Especialización en Enseñanza Escolar de la Religión se presenta en la actualidad como una gran oportunidad para superar las deficiencias antes señaladas, en un camino de constante crecimiento y renovación, propiciando además espacios de diálogo e intercambio de experiencias en un ambiente colegiado”, asegura Villaseñor.

La Red de Colegios Semper Altius cuenta con más de 60 años de experiencia implementando el modelo educativo del Movimiento Regnum Christi.

Mayores informes sobre la especialización al 5514853877, con Ana Paula Morales.

Noticias relacionadas
Actualizado
01/10/2018
Compartir