El Vaticano decreta la dimisión del sacerdote chileno Cristián Precht

  • Fue ícono de la defensa de los derechos humanos ante la dictadura como vicario de la Solidaridad del arzobispado de Santiago
  • Hasta el año pasado había cumplido cinco años de silencio como castigo por otra denuncia por abusos

“El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal Luis F. Ladaria, SJ, ha notificado hoy al arzobispo de Santiago que, con fecha 12 de septiembre del año en curso, el Santo Padre Francisco ha decretado, de forma inapelable la dimisión del estado clerical ‘ex officio et pro bono Ecclesiae’ y la dispensa de todas las obligaciones unidas a la sagrada ordenación, del Rev. Cristián Precht Bañados. El mismo decreto establece que el obispo comunique a la brevedad la nueva situación canónica del afectado al pueblo de Dios”, expresa el breve comunicado del Arzobispado de Santiago.

Esta sanción se deriva de las denuncias por abusos sexuales cometidas en colegios de los Hermanos Maristas hechas por víctimas en marzo pasado ante la misión del arzobispo de Malta, Charles Scicluna, Precht habría cometido esos delitos con menores en el Instituto Alonso de Ercilla, de Santiago, el principal colegio de esa congregación en Chile. Hace pocas semanas el investigador canónico consideró verosímiles las denuncias y envió los antecedentes a la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el Vaticano, la que ahora emite su veredicto.

Vicario de la Solidaridad

Cristian Precht Bañados nació en Santiago de Chile el 23 de septiembre de 1940. Ingresó al Seminario Pontificio de Santiago y fue ordenado sacerdote en agosto de 1967. Después de ejercer como vicario parroquial fue enviado a Roma donde obtuvo la Licenciatura en Sagrada Liturgia por el Pontificio Ateneo de san Anselmo, en 1972.

En 1974, ante la dura represión militar en Chile el arzobispo de Santiago, cardenal Raúl Silva Henríquez lo nombra secretario ejecutivo del Comité ProPaz, organismo ecuménico que trabajó en favor de las víctimas de la dictadura y que fue cerrado, por presión del gobierno, en diciembre de 1975. Desde enero de 1976 hasta 1979 Precht fue vicario del organismo creado por el arzobispo Silva Henríquez para continuar la labor del Comité ProPaz, la Vicaría de la Solidaridad.

Posteriormente ocupó otros cargos como Vicario en el arzobispado de Santiago y entre 1995 a 1999 se desempeñó como secretario general adjunto del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) en Bogotá, Colombia.

Conductas abusivas

Ante una denuncia en 2011, el Arzobispado de Santiago inició una investigación canónica que fue cerrada tras establecer que no había elementos que acreditaran su verosimilitud.

En junio del año siguiente, el cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago, informó que en investigaciones realizadas a los sacerdotes Cristián Precht y Alfredo Soiza-Piñeyro había “noticias verosímiles de conductas abusivas con mayores y menores de edad”. Al tratarse de “delitos más graves”, la autoridad eclesiástica remitió el caso a la Congregación para la Doctrina de la Fe la que en diciembre de 2012 dio a conocer su resolución del proceso canónico que determinó culpabilidad de conductas abusivas. Después de ello Ezzati suspendió a Precht del ejercicio público del sacerdocio por cinco años.

Ese plazo se cumplió en diciembre de 2017. Pocas semanas después, las víctimas de abusos en colegios maristas llevaron el caso ante el arzobispo Scicluna e hicieron públicas sus denuncias. Ahora el fallo vaticano es inapelable: quiera fuera vicario destacado, deja el ejercicio sacerdotal definitivamente.

Noticias relacionadas
Actualizado
16/09/2018
Compartir