Un sacerdote atacado por un grupo de orteguistas en Nicaragua durante un retiro

Sandinistas y orteguistas manifestandose en nicaragua

Eduardo Carrillo es quien atiende la parroquia de Santo Tomás Apóstol en el pueblo de Corinto, en la costa pacífica de Nicaragua. El pasado fin de semana se encontraba en el templo, en el que había organizado un retiro espiritual para jóvenes de tres días. El sábado había muy cerca una manifestación de apoyo al gobierno de Daniel Ortega programada para las 6 de la tarde, durante la que varios encapuchados rondaban la puerta de la iglesia. Los jóvenes que participaban en el retiro avisaron al sacerdote de su presencia quien relata que les dijo: “No tengo nada que esconder, os  invito a pasar”.

Según recoge La Prensa, fue entonces cuando todos ellos aprovecharon para entrar en el templo al grito de “golpistas”, “asesinos” o “diablos con sotanas” entre otros muchos insultos, zarandeando y agrediendo a varios de los jóvenes y al sacerdote, afirmando que los habían vigilado sabiendo que habían participado anteriormente en manifestaciones de oposición al régimen de Ortega.

Aunque nadie sufrió graves daños, el sacerdote lamenta la campaña de acoso contra los sacerdotes que “están del lado de las víctimas” sean del bando que sean, así como que se espíe a los jóvenes feligreses. El domingo, una vez enterados los vecinos, la Misa de las 10:00 se llenó de fieles que quisieron dar su apoyo al sacerdote. Como señaló una vecina, “si tocan a la Iglesia esto se va a alegrar un rato, porque aquí somos muy católicos evidentemente“.

El arzobispo Pierre valora la carta del Papa

El arzobispo Christophe Pierre, nuncio en Estados Unidos, ha concedido una entrevista a Vatican News en la que da su apoyo a la carta del Papa publicada ayer 20 de agosto a raíz del escándalo de los abusos a menores por parte de religiosos en el estado de Pensilvania. El prelado ha insistido en que “debemos hacer todo los posible para evitar heridas similares y acompañar a las víctimas de esta atrocidad. Hay que actuar a todos los niveles”.

Sin embargo, también ha destacado que las medidas jurídicas, aunque son necesarias, no son suficientes para combatir el problema, porque hay que reconocer que “aquí hay algo que funciona mal”, y que por tanto la Iglesia debe hacer un examen de conciencia y tomar decisiones preventivas que vayan más allá de sentencias judiciales.

Finalmente ha recalcado que la mayoría de religiosos son testigos de Cristo “que pasan la vida al servicio de quienes sufren” y acompañan a las personas en su ministerio “tanto a familias como a presos o enfermos”. Así, ha sentenciado que “esa sí es la Iglesia de la que me siento orgulloso”.

El EMF va a ser una “experiencia fuerte”

Joaquim Mendes, presidente de la Comisión de Laicado y Familia de la Conferencia Episcopal Portuguesa, explicó ayer, 20 de agosto, que el el Encuentro Mundial de las Familias de Dublín, que tendrá lugar esta semana y al que asistirá el Papa, “es para celebrar, reflexionar y rezar por la realidad de las familias“. También aseguró que “va a ser una experiencia fuerte que marcará profundamente a los asistentes”.

Así, en su entrevista con Ecclesia, enmarcó el Encuentro en “un camino, un proceso de profundización y reflexión sobre Amoris laetitia y una oportunidad de poner en relieve la fuerza del Evangelio y de la familia”, ya que a partir de mañana 22 de agosto, los eventos que se sucederán en Dublín “estarán guiados por esta exhortación apostólica”. Finalmente, recordó que a pesar de que la presencia del Papa el fin de semana, el evento no se limita a esto, sino que cuenta con numerosas actividades y ponencias de gran interés desde el comienzo hasta el final.

Noticias relacionadas
Actualizado
21/08/2018
Compartir