Los jóvenes africanos preparan el Sínodo: “Nos gustaría ver a nuestros obispos cara a cara”

Jovenes celebran la llegada del papa francisco a uganda en 2015

“¡Todos los jóvenes tienen algo que decir a la Iglesia, a los obispos y al Papa!”. Esas fueron las palabras de Bergoglio respecto al sínodo de los jóvenes que se celebrará el próximo mes de octubre. Y un grupo de 14 jóvenes entre 20 y 30 años de distintos países de África, que se reúnen todos los fines de semana para rezar y hablar por iniciativa de los Misioneros Combonianos, se ha tomado esta frase del Pontífice al pie de la letra, y le han escrito una carta con sus peticiones y sugerencias.

La carta, publicada en Vatican Insider, comienza diciendo a Francisco que “estamos muy fascinados por lo que usted hace: celebrar la misa todas las mañanas en una comunidad pequeña y conocer gente“. Tomando este ejemplo, se quejan de que “nuestros obispos deben cuidar un rebaño que es mucho más pequeño que el suyo, y sin embargo, solo los vemos en ocasiones de grandes celebraciones”. Así, relatan al Papa que “nos encantaría poder ver a nuestros líderes (obispos y sacerdotes) cara a cara y pasar tiempo escuchándonos recíprocamente”.

Sugieren también una mayor atención hacia su cultura, afirmando que, siempre desde el respeto a las tradiciones, el cristianismo llegó desde Europa sin adaptarse lo suficiente: “El Evangelio, a veces, parece un alimento cocinado por la madre de otra persona, y nos gusta comer platos africanos”, por lo que piden que sus modelos sean santos de allí, ya que “la historia de la Iglesia africana está llena de ejemplos cercanos a nuestra cultura que han sabido cómo vivir el Evangelio profundamente”.

Estos jóvenes también recuerdan la cantidad de iglesias distintas que hay en el continente, a veces en competencia, y proponen “al menos una fecha al año en nuestro calendario para celebrar a todos los cristianos de África”, así como un acercamiento a las comunidades musulmanas. Finalmente, lamentan que “los modelos económicos nos están haciendo individualistas y parece que valores como la amistad, la tolerancia y la hospitalidad son imposibles de vivir”. Sin embargo, se reafirman al decir que “el amor y la vida son más fuertes y podemos vivir una vida plena incluso en este mundo materialista”.

El cardenal O’Brien, preocupado por la tensión en Israel

Israel ha aprobado recientemente la llamada “Ley Estado-nación”, por la que se define a Israel como “Estado nación del pueblo judío”, excluyendo el árabe como idioma oficial entre otras medidas. Muchos sectores han criticado este movimiento del Gobierno, afirmando que excluye a la población musulmana –que supone un 20%– e incluso calificándola de “apartheid israelí”.

Desde la Iglesia,uno de los primeros en reaccionar ha sido el Gran Maestre de la Orden del Santo Sepulcro, el cardenal Edwin O’Brien, quien ha concedido una entrevista a Rome Reports para valorar la nueva ley. “Esta ley ha abolido la declaración de 1948 de independencia del pueblo judío y del Estado judío, que proclamaba la igualdad para todos los que viven en Tierra Santa sin importar raza, religión o sexo. Eso ha sido eliminado”.

Así de tajante se muestra el purpurado, quien no oculta su preocupación por una situación ya suficientemente tensa que conoce de primera mano. Además, considera que dificulta enormemente no ya la convivencia, sino que un no judío saque adelante una familia o un negocio, y que pone en peligro la democracia al perjudicar el equilibrio entre los dos grupos, judíos y musulmanes.

Un violonchelista peregrino

Dane Johansen es un estadounidense de Alaska que hace unos años recorrió el camino de Santiago de una forma diferente: con su violonchelo a la espalda y acompañado por un pequeño equipo de rodaje. Desde Roncesvalles hasta Finisterre (decidió continuar después del abrazo al santo) este músico profesional caminó y ofreció en total 36 conciertos en distintas iglesias del camino, incluyendo la catedral de Santiago, en los que interpretó las famosas suites para violonchelo de Johann Sebastian Bach –que recuperó del olvido el español Pau Casals– consideradas por muchos de las mejores piezas que existen para este instrumento.

El Mundo informa de que hoy, cuatro años después de su hazaña, su peregrinación es llevada a los cines de EE UU de la mano de la productora que le acompañó bajo el título ‘Strangers on the Earth’. El documental mostrará los distintos conciertos que ofreció, desde el primero en Roncesvalles hasta el de la capilla del Pilar en la Catedral de Santiago de Compostela, a escasos metros del Apóstol. Concierto en el que escogió las Suites más alegres y que, asegura, jamás olvidará.

Noticias relacionadas
Actualizado
01/08/2018
Compartir