“Todos los pueblos están en el corazón de Dios”, remarca el arzobispo Luis Castro

  • El prelado colombiano ha realizado una ponencia sobre los profetas en el V Congreso Americano Misionero
  • El presidente de la Conferencia Episcopal Coreana también participa en el encuentro de misión

 

El objetivo del V Congreso Americano Misionero (V CAM) de “fortalecer la identidad y el compromiso misionero Ad Gentes de la Iglesia en las Américas, para anunciar la alegría del Evangelio a todos los pueblos”, se va alimentando con las conferencias que se suceden en Santa Cruz de la Sierra, (Bolivia).

La primera ponencia de hoy ha corrido a cargo del arzobispo Luis Castro. Antes de las palabras del colombiano, el presidente de la Conferencia Episcopal de Corea, Hyginus Kim Hee-joong, ha querido saludar a los presentes y hablar brevemente de la misión y del trabajo que 13 sacerdores de su país desarrollan en Bolivia.

‘Misión profética de la Iglesia de hoy’ ha sido el título de la conferencia del arzobispo de Tunja, en la que ha ido desglosando pasajes del Evangelio en los que “Dios muestra que ama profundamente a los profetas, se dan encuentros maravillosos, de amor. No se trata de eventos, son acontecimientos, que trazan nuevas misiones y horizontes. Las misiones de los profetas son acontecimientos”.

El profetismo y la idolatría

“La idolatría como amor y la idolatría como confianza son rivales de Dios, y los profetas luchas contra ambas. Esto acontece en nuestro tiempo también, donde la realidad es absolutizada, los ídolos contra los que hablaría el profeta son el poder absoluto que se expresa con regímenes asesinos o el tener capitalismo salvaje, el narcotráfico, el tráfico de personas… todo se hace por tener, tener rápido y tener como sea”, ha señalado Castro en la catequesis que ha impartido en su ponencia.

La manipulación de Dios

El arzobispo ha señalado que desde tiempos del profeta Amós y también en la actualidad “declaramos a Dios como propiedad exclusiva nuestra, como si se hubiera comprometido con nosotros rechazando a los demás. Pero no hay que olvidar que todos los pueblos están en el corazón de Dios”.

“Los católicos, mirando a las imágenes, damos un salto hacia la realidad representada y eso no es idolatría, los profetas identificaban ese salto y veían cuando el pueblo adoraba al verdadero Dios”, han sido las palabras de conclusión de Luis Castro.

Noticias relacionadas
Actualizado
13/07/2018
Compartir