Los otros protagonistas de hoy 2 de mayo de 2018

Agustín Rodríguez Teso recibe la Encomienda del 2 de mayo de la Comunidad de Madrid

“A la hora de gracias por lo que uno debe, un minuto es mucho menos que un instante”. Así se expresó esta mañana Agustín Rodríguez Teso, párroco de Santo Domingo de la Calzada, más conocido como el cura de la Cañada Real. El sacerdote fue galardonado con una Encomienda del 2 de mayo otorgada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en el patio de la Real Casa de Correos con motivo de la festividad de la región.

La Comunidad de Madrid quiso reconocer en él la entrega de la Iglesia a favor de los más necesitados y vulnerables de la región. Rodríguez Teso lleva siete años al frente de la parroquia. Y fue a su comunidad a quien dedicó, entre otros, el galardón porque “me colocan permanentemente en mi sitio para no olvidar la verdadera vocación de dignidad a los que estamos llamados”.

A lo vecinos de la Cañada se disculpó por ser “quienes han de sufrir mis miedos y los de todos, nuestras inseguridad, prepotencias y errores”.Y las instituciones sociales que arropan sus proyectos, Rodríguez Teso apreció que le ayuden a “traducir lo mío, lo de Dios a un lenguaje que sea asequible a la gente de hoy”. Para finalizar el sacerdote sentenció: “Quiero dar gracias al Dios en el que creo, que es el que al final unifica lo que somos y que nos hace ser lo que somos”.

La religiosas de clausura, contra La Manada

La indignación social provocada tras la sentencia del caso de La Manada, condenados a nueve años por abusos, pero absueltos de agresión sexual a una joven durante los San Fermines, ha traspasado las paredes de la clausura. Tanto es así, que dos comunidades religiosas se han manifestado al respecto. Por un lado, as monjas Clarisas de Villaviciosa (Asturias) han difundido un poema a través de redes sociales en el que se refieren a los cinco condenados como “cerdos salvajes” y “lobos grises”.

Por otro lado, las carmelitas descalzas de Hondarribia, también publicaron un mensaje en redes bajo el lema: “Hermana, yo sí te creo”. En el texto, las religiosas señalaban cómo aunque ellas no van a fiestas, no ingieren alcohol y han hecho voto de castidad, defienden “el derecho de todas las mujeres a hacer libremente lo contrario sin que sean juzgadas, violadas, amedrentadas, asesinadas o humilladas por ello”.

Pell: un calvario judicial de diez semanas

Según ha informado el tribunal del condado del estado de Victoria, en el que será juzgado el cardenal George Pell acusado de delitos sexuales, el proceso durará diez semanas. De esta manera, el prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede asistirá a una audiencia el próximo 16 de mayo para planear el juicio, donde un juez considerará si la acusación y la solicitud de la defensa de llevar a delante dos juicios separados, que durarán alrededor de diez semanas.

Actualizado
02/05/2018
Compartir