Los laicos se activan de cara al proceso electoral en México

El Consejo Nacional de Laicos dio a conocer sus diez criterios de análisis y participación dirigidos especialmente a los jóvenes

Faltan 87 días para el proceso electoral del próximo 1 de julio, donde poco más de 87 millones de mexicanos podrán acudir a las urnas para elegir no sólo al próximo presidente de México, sino también a gobernadores, diputados, senadores y autoridades locales; en total se elegirán tres mil 416 cargos de elección popular a nivel local y federal, lo que hace que éstas sean unas de las elecciones más complicadas de la historia.

Frente a este panorama, los obispos del país han publicado su mensaje “Participar para transformar”, en el cual llaman a toda costa a evitar elegir en base al “mal menor”, sino optar por los candidatos que procuren el mayor bien posible. Los laicos también han hecho lo propio a través del llamado “Decálogo ciudadano para el proceso electoral 2018”.

Publicado en la página de la Conferencia del Episcopado Mexicano, en el texto el Consejo Nacional de Laicos, invita a los millones de católicos mexicanos, “especialmente a los jóvenes que son la esperanza del país”, a ejercer su derecho a participar en este proceso, tomando en cuenta los diez criterios de análisis y participación que proponen.

Diez criterios a considerar

Los primeros tres puntos del decálogo exhortan a cuidar el valor del voto e impedir ser mercancía para la corrupción, a no dejarse engañar por falsas promesas, y analizar las propuestas de los candidatos, sus trayectorias de vida y la congruencia entre unas y otras.

“Votaré por quienes propongan principios y valores que realmente construyan el bien común; promoveré con los medios a mi alcance, que todos vayan a ejercer su derecho de voto el día de la elección, y participaré y cumpliré cabalmente mis responsabilidades ciudadanas incluyendo las de ser observador electoral o funcionario de casilla”, constituyen los puntos cuatro, cinco y seis del decálogo.

El punto siete llama a denunciar cualquier ilegalidad que conozca durante el proceso electoral, y el ocho a exigir a los candidatos que se conduzcan con respeto hacia la sociedad, a sus adversarios y a los ciudadanos.

Los últimos dos puntos del decálogo son: “Exigir a los partidos políticos y candidatos su apego estricto a las leyes, en especial las relacionadas con los gastos de campaña. Y a las autoridades que cumplan sus responsabilidades y funciones de manera imparcial y honesta, bajo el principio de cero tolerancia a la ilegalidad de partidos y candidatos”. 

Construcción del bien común, un deber

El Consejo Nacional de Laicos, que preside Jorge Estrada Avilés, recuerda a todos los católicos y hombres de buena voluntad, “el deber de construir el bien común como expresión de compromiso y de amor con todos, privilegiándolo por encima de cualquier bien particular o de grupo”, y dejando claro que cada quien, en conciencia, deberá tomar sus propias decisiones en el momento oportuno.

“Los laicos católicos –concluye el texto– estamos llamados a recuperar y rehabilitar la política que es una de las formas más altas de la caridad, porque busca el bien común y los laicos cristianos deben trabajar en política –como ha dicho el papa Francisco–, teniendo como meta lograr un México mejor en igualdad de oportunidades, solidaridad, justicia y paz social“.

Noticias relacionadas
Actualizado
04/04/2018
Compartir