La alerta de una universidad londinense: Europa abandona el cristianismo lentamente

Banderas de la Unión Europea a media asta en Bruselas por los atentados de Barcelona/EFE

Así lo refleja una encuesta de la universidad de St. Mary’s encargada para el diario inglés The Guardian, que mide la fe de los jóvenes entre 16 y 29 años en distintos países europeos. Si bien solamente son los jóvenes, ellos son el futuro de Europa. El resultado se muestra en un ranking ascendente de más religioso a menos. Así, doce de los veintiún países participantes tienen una mayoría de jóvenes no creyentes, incluyendo a España que contaría con un poco menos del 50% de creyentes comprendidos en esa edad. El menos religioso es la República Checa, donde un 91% de los jóvenes encuestados aseguraron no creer en ninguna religión, siendo cristiano el 9% restante. Como era de esperar, Polonia lidera la encuesta en cuanto a cristianos, que conforman alrededor del 80% de los jóvenes.

En la otra encuesta que publican, en la que se mide la frecuencia con la que esta franja de edad asiste a servicios religiosos, España queda dos puestos por detrás de República Checa, ya que un 60% de los encuestados afirma no acudir nunca a los templos.

El profesor de Teología Stephen Bullivant, encargado de publicar la encuesta, afirma que muchos europeos han sido bautizados “pero luego no vuelven a pisar una iglesia. Las identidades culturales y religiosas no se están pasando de padres a hijos. Simplemente se les quita”. Considera por tanto que la nueva forma estándar de llamar a Europa ya no es “cristiana”, sino “sin religión”, y que aquellos que si son religiosos “sienten que nadan contracorriente”. A pesar de estas noticias, Bullivant cree que “en 20 o 30 años las iglesias serán más pequeñas, pero la gente que acuda estará mucho más comprometida”.

Un obispo argentino ataja la polémica sobre las ayudas del Estado

Hace unos días saltó la polémica en Argentina tras conocerse por el jefe de gabinete, Marcos Peña, que el Estado destina 5,2 millones de euros a la Conferencia Episcopal Argentina. La noticia se difundió rápidamente por los medios insinuando además que el dinero iba directo a los obispos así que, según recoge ACI, el obispo de San Francisco, Sergio Buenanueva, decidió hacer unas declaraciones al respecto.

“Somos muchos los obispos que decimos que tenemos que cambiar este sistema. No podemos seguirlo manteniendo así porque, entre otras cosas, cada vez que hay una situación conflictiva alguien se acuerda del sueldo de los obispos y se arma este lío“, dijo acerca del sistema de ayudas estatales. Afirmó además que no entiende el revuelo formado ya que la información es pública por estar en el presupuesto anual del Estado.

También aclaró que el 50% de ese dinero se destina a los obispos diocesanos, auxiliares, eméritos y los administradores apostólicos y diocesanos, destinando el resto a las “parroquias de frontera” y seminarios. Añadió además que este aporte estatal supone alrededor del 7% del dinero que recibe la Iglesia, por lo que no es el Estado ni mucho menos quien sostiene a la misma. De hecho recalcó que “a la Iglesia católica en Argentina la sostenemos los católicos. Es decir, los católicos domingo tras domingo, colectas, distintas actividades, nos metemos la mano en el bolsillo, y somos nosotros los que sostenemos la obra evangelizadora de la Iglesia”

Un obispo de Costa Rica niega alianzas con partidos políticos

El portal La Nación informa de que el obispo costarricense de San Isidro el General, Gabriel Montero, emitió un comunicado el pasado 21 de marzo, para acabar con una serie de rumores. Concretamente con lo que se dice sobre que la Iglesia se habría aliado con uno de los dos partidos que se enfrentan en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 1 de abril. “Delante de una decisión tan importante como es el votar, la Iglesia católica no ha hecho, como lo piensan y lo afirman algunos, ningún acuerdo o compromiso con ninguno de los dos candidatos o sus partidos políticos”, ha recalcado el obispo. 

Añade que “la jerarquía católica, en la persona de sus obispos, no ha dicho que le esté moralmente prohibido a un católico votar por alguno de los dos candidatos, y mucho menos que deba votar por este o aquel”. Además explica la razón de que la Iglesia no se decante por ninguno asegurando que “ninguno de los candidatos tiene todas las cualidades para ejercer un cargo tan exigente, y ninguno de ellos ofrece un programa de Gobierno que satisfaga plenamente las exigencias de la verdad, la justicia, la paz y el amor, tal como lo cree y lo espera un cristiano”.

Sin embargo, ante el clima de pesimismo por una situación política estancada, recuerda que no vamos a solucionar nada con mutuas acusaciones, con desprecio y odio, que solo puede aumentar las tensiones que ya vive nuestro país en esta conyuntura actual” y advierte contra cualquier “actitud de intolerancia o de violencia hacia quienes no piensan políticamente como nosotros y defienden posiciones religiosas y opciones de vida que moralmente no compartimos”.

Montero cierra esta misiva pidiendo a los ciudadanos que acudan a las urnas, sea cual sea su voto, advirtiendo que abstenerse de votar sería una “irresponsabilidad”.

Noticias relacionadas
Actualizado
22/03/2018
Compartir