La otra “bienvenida” al Papa en Chile: cinco iglesias quemadas y la nunciatura asaltada

  • “Las próximas bombas serán en tu sotana”, se leía en uno de los panfletos que dejaron los atacantes
  • Estos ataques se producen tras los escándalos de abusos sexuales en el clero y las protestas de algunas comunidades mapuches al viaje papal

La Iglesia Cristo Pobre, de Santiago de Chile, atacada días antes del viaje del Papa/EFE

 

Aunque a priori pudiera parecer un viaje sencillo en tanto que Francisco vuelve a América Latina, la peregrinación que inicia el Papa la semana que viene a Chile y Perú cuenta con más espinas de lo imaginado. Prueba de ello es que en menos de 24 horas, se han registrado en el país hasta cinco ataques incendiarios a templos católicos. Es más, en la iglesia de Santa Isabel de Hungría, cerca de la Estación Central de Santiago de Chile, donde explotó un artefacto, se encontró un mensaje directo de amenaza en un panfleto: “Papa Francisco, las próximas bombas serán en tu sotana”.

En otra parroquia de la capital, la del Cristo Pobre, donde también se registró un conato de incendio, los autores también dejaron huella a través de un grafiti: “Por el papa 10 mil millones y los pobres nos morimos en las poblaciones”.

Extraños ataques

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, calificó como “extraños”, los ataques. Según recoge la agencia EFE, la Fiscalía Metropolitana Sur señala que el Movimiento Juvenil Lautaro estaría detrás, como sucediera en ataques similares a sedes de partidos políticos en noviembre y diciembre.

El Arzobispado de Santiago ha condenado los hechos a través de un comunicado en el que expresan que “nos duelen profundamente estos hechos, que contradicen el espíritu de paz que anima la visita del Papa al país”. La diócesis del cardenal Ezzati ha instado a los chilenos a “reflexionar sobre la necesidad de que exista respeto y tolerancia entre todos, para construir una patria de hermanos”.

Por otro lado, la agrupación Andha Chile intentó asaltar la Nunciatura Apostólica en la comuna de Providencia, lugar donde se alojará el Papa durante su estancia en el país. La Policía pudo desalojarlos del lugar minutos después. “El problema no es la fe, si no los millones que gastan”, escribió en su cuenta de Twitter la líder del movimiento, Roxana Miranda, justificando así su protesta.

Los flecos de un viaje peliagudo

Lo cierto, es que el clima de tensión ante este viaje de tres días que llevará a Santiago, Iquique y Temuco, ha sido creciente en las últimas semanas. A los distintos proyectos legislativos impulsados por la presidenta saliente Bachelet que chocan con principios vitales para la Iglesia como la defensa de la vida o la consideración de los chilenos de que el Papa apoya a Evo Morales en su defensa de una salida al mar para Bolivia, se une en la última semana los escándalos de abusos sexuales que han visto la luz. Estas acusaciones en las que se han visto involucrados religiosos españoles, se unen los flecos abiertos del caso Karadima y la polémica del obispo de Osorno.

Eso, sin olvidar el rechazo de un sector del pueblo mapuche a que el Papa les visite. Una situación insólita, en tanto que en el resto de América Latina -como se podrá comprobar en su visita a la Amazonía peruana-, la Iglesia siempre ha sido el baluarte en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas y acicate ante los Gobiernos y las multinacionales que han amenazado sus tierras.

De esta manera, el Papa llega a un país donde la Iglesia ha visto caer su popularidad y credibilidad en estos últimos años y en el que se preparan ya diversos actos críticos de protesta.

Noticias relacionadas
Actualizado
13/01/2018
Compartir